Percheros individuales creados con ramas de árbol

Recolecta algunas ramas y crea tus propios percheros naturales para colocar en la pared y ofrecerle un toque rústico y original a tu decoración.

Tronquitos

Durante la estación otoñal algunas familias tienen la costumbre de ir a pasear por el bosque, por eso de que caen las hojas y se transforma la naturaleza creando paisajes maravillosos, y durante mucho tiempo hemos estado recolectando las piñas de los bosques que tantas manualidades nos han brindado y continúan haciéndolo, pero ¿por qué no recoger también algunas ramas de árboles para reaprovecharlas? Todos esas ramas –no muy finas ni excesivamente gruesas- que podemos hallar por los senderos de cualquier bosque pueden servirnos para proyectos DIY tan interesantes como el que os traigo hoy aquí: ¡minipercheros!

Una vez hecha la recolecta de ramas (con tres o cuatro bastaría si son grandecitas), basta con que las cortemos con un serrucho. Medimos el largo que queremos, como unos 20 centímetros, y marcamos este tamaño en todas las ramas para obtener varios taquitos iguales. Cada uno de estos trozos de rama los lijaremos bien para acabar con las virutas de madera que raspan y conseguir una superficie agradable al tacto. La idea es que una vez preparados todos estos trozos los fijemos en alguna pared para utilizarlos a modo de perchero, ¡un perchero muy original!

Nos serviremos de tacos, tornillos y máquina de taladrar para poder perforar la pared y enganchar cada trozo asegurando su fijación. Se convertirán así en percheros individuales en los que no podremos colgar excesivo peso, pero soportarán bien cualquier chaquetón, paraguas, bufanda u otros complementos de poner y quitar cada vez que salimos de casa. La disposición de estos minipercheros es totalmente libre y quedará a nuestro gusto, podemos seguir alguna línea recta en horizontal o apostar por diseños más libres y dinámicos como el que muestra el ejemplo de la fotografía.

Esta manualidad nos llega desde el blog Recyclart que siempre nos aporta ideas geniales de decoración sacadas del mundo del reciclaje. Podemos personalizarla como queramos, tanto en la colocación de los percheros como en su forma y tamaño. Incluso, seremos libres de optar por colgar las cosas directamente sobre la rama, o emplear alguna percha que actúe de intermediadora. La idea es que le dé a nuestra decoración un toque más cálido, natural y rústico. Un detalle bonito, al fin y al cabo. Aunque la personalización de este DIY podría llevarnos incluso a pintar las ramas con colores. ¿Qué te parece?

Fotos: Merzperson

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...