Pintar el baño de otro color

En los baños pequeños lo que tenemos que tener en cuenta es el balance de colores. En ese aspecto, una de las alternativas son los son los colores de tonalidades claras, preferentemente de colores fríos. Ejemplos de ellos son el celeste, el crema o el verde clarito. Conoce todas las opciones en este post.

Cuando dentro de nuestro hogar contamos con un baño de dimensiones amplias, pintarlo no representa grandes inconvenientes, sino más bien todo lo contrario, ya que tan solo tendremos que preocuparnos con elegir aquel que más se asemeje a nuestros gustos. En cambio, cuando se trata de un baño pequeño, la cosa se torna un poco más difícil, ya que no solo debemos pensar en nuestros gustos sino también en aquellas tonalidades que nos ayuden a conseguir una apariencia más amplia.

Pintar el baño de otro color

En cualquiera de los casos, no está de más conocer que los colores como el amarillo, naranja y rojo actúan como energizante, generando una sensación de entusiasmo y rejuvenecimiento; mientras que los colores fríos como el azul, verde y violeta, promueven la paz y tranquilidad. Solo por mencionar unos aspectos que resultan importantes en relación al tipo de baño que queremos para nuestra casa.

Pero retomando al tema de los baños pequeños, aquí lo que tenemos que tener en cuenta es el balance de colores. En ese aspecto, los mejores colores para los baños de dimensiones pequeñas son los de tonalidades claras, preferentemente de colores fríos. Ejemplos de ellos son el celeste, el crema o el verde clarito.

De todos modos, también podemos utilizar tonalidades más cálidas. En ese caso lo mejor será equilibrar estos tonos con los otros en la medida justa. Si preferimos colores cálidos, lo recomendable es utilizarlos en tonos apagados. Los pisos y techos blancos son siempre una buena ayuda para mantener el equilibrio en un espacio.

Por otro lado tenemos los colores neutrales. Hablamos de tonalidades de marrón, gris, blanco e incluso en algunas oportunidades el negro, que son los mejores para la pared base. Pueden agregarse colores contrastantes ya sean cálidos o fríos para agregar detalles que complementen la decoración.

Por ejemplo, si lo que buscamos es un baño llamativo, lo que podemos hacer es pintar la pared opuesta a la entrada del baño de un color fuerte y equilibrar el espacio con un tono neutral en las paredes adyacentes. En este caso podemos agregar objetos como toallas de colores, telas y elementos en las paredes que se destacan.

Por último, la paleta de colores monocromática es otra opción para utilizar. En este caso podemos utilizar diferentes tonalidades del mismo color y así mantener la vista en movimiento. Esto nos permitirá una percepción de mayor espacio.

En baños pequeños los colores cálidos suelen funcionar muy bien, al igual que los colores fríos, para maximizar el espacio visual. Sin embargo, si vamos a usar una paleta monocromática, lo mejor será no colocar más de tres tonalidades.

Vía│  Comodecorarcasa
Foto│Pinsotel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...