Pintura y realidad, ¡fusión!

Los papeles pintados de Deborah Bowness representan escenarios reales y colocándolos en la pared conseguimos la falsa impresión de que la pintura es algo más que pintura.

Papel pintado

Mucho se ha hablado sobre los vinilos y los papeles pintados, pero lo cierto es que no todos explotamos igual de bien las posibilidades que nos ofrecen estos detalles ideales para las paredes de nuestro hogar. Como bien sabréis, se tratan de dibujos elaborados a mano o bien de imágenes reales que se adhieren a la pared para ofrecerle un atractivo al hogar y que nuestros muros brillen por algo más que por su color, porque eso de pintar las paredes es algo demasiado tradicional. La utilización de estos recursos visuales suele ser puntual, es decir, no sería acertado empapelar todas las paredes de nuestra casa con vinilos porque entonces en lugar de conseguir un impacto bonito, solamente conseguiremos el efecto contrario.

Ahora bien, si desarrollamos las oportunidades que nos ofrece esta técnica para decorar las paredes, podremos llegar a la fabulosa idea que tuvo Deborah Bowness. Ella aprovechó su talento de pintora para crear sus propios papeles hechos a mano y en ellos representó milímetro a milímetro de forma exacta escenas típicas de cualquier hogar, es decir: un mueble de cocina al lado de una ventana, una estantería de libros con una silla y unas fotografías al lado… de modo que al colocar estos papeles tan reales en su contexto adecuado, el papel pintado se integraba en la decoración de la casa como si realmente formara parte de ella y la pintura fuese una prolongación de la realidad.

Las imágenes explican bien este efecto. Colocando uno de estos papeles pintados tan originales, se consigue esa falsa impresión de que la pintura es realidad y que detrás de nuestra mesa existe una ventana, o de que al lado de nuestro reloj de pared hay una estantería, o que encima de nuestro mueble real hay una lámpara. Pero en verdad solo una parte de lo que vemos será realidad. El efecto es tan bueno que tendremos que acercarnos para poder diferenciar lo que es pintura de lo que no.

Gracias a esta técnica podemos jugar libremente con la decoración de nuestro hogar y conseguir muebles, lámparas, ventanas y objetos que en verdad nunca podríamos obtener e integrarlos en nuestra decoración, fusionándolos con la realidad y creando espacios totalmente renovadores. Los papeles de Deborah Bowness al estar elaborados por ella misma son piezas únicas consideradas obras de arte. Si quieres conocerla un poquito más, te espera su página web.

Fuente y  foto: Deborah Bowness

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...