¿Puede el estilo nórdico no ser minimalista? ¡Descubre el maximalismo nórdico!

Si eres de los que adoras el estilo nórdico pero no te convence su minimalismo, entonces deberías tener en cuenta al maximalismo nórdico. Hoy te explicamos cómo funciona.

estilo nordico

En nuestro blog hemos hablado muchas veces de los diferentes estilos de decoración. Y uno de los que más se lleva, el estilo nórdico también ha sido el protagonista en varias ocasiones. Sin embargo, para muchos el estilo nórdico se queda demasiado simple para lo que pretenden crear en sus ambientes. En nuestro blog queremos hablarte de cómo se le puede dar la vuelta y lograr que tu casa se tiña con estilo escandinavo sin renunciar a ambientes un tanto recargados. ¿No te imaginas el estilo nórdico sin ese toque minimal? ¡Pues espera a verlo!

El estilo nórdico se caracteriza por una simplicidad única que se confunde en muchas ocasiones con el estilo minimalista. En realidad son diferentes entre sí, no solo por los tipos de materiales que utilizan para crear ambientes, ni tampoco solamente por las formas que predominan en el mobiliario, sino por qué también gestionan el espacio de una manera distinta así como aplican diferencias importantes en cuanto a la iluminación. Como sabes, en el estilo nórdico las lámparas son casi siempre las grandes protagonistas.

El maximalismo nórdico

El maximalismo nórdico es una tendencia decorativa que está en alza. Parte de principios muy similares a los del estilo escandinavo, pero se mezcla con teorías de ambientes románticos y rococó para lograr que esos ambientes cargados en muchas ocasiones resulten agradables. El ambiente nórdico maximalista es ideal para aquellas personas que creen que el estilo nórdico es perfecto pero le faltan cosas para considerarlo suyo. De hecho, lo que se hace con esta teoría es partir de las bases del ambiente escandinavo y recargarlas con los mismos componentes y accesorios. Es decir, hay más de todo y los ambientes resultan más completos.

Cómo crear un ambiente nórdico maximalista

  • Cojines por un tubo: los cojines son uno de los accesorios que más veces verás en los ambientes nórdicos. No pueden faltar nunca. Una de las fórmulas más sencillas para maximizarlo es apostar por colocar más cojines en las camas, en los sofás e incluso colocar uno en cada una de las sillas que tengas en tu casa. Además de verla mucho más vestida, conseguirás que cada uno de los asientos sea bastante más cómodo.
  • Abusa de la mezcla de los textiles: otra de las características clave de los ambientes nórdicos es la de mezclar diferentes tipos de textiles y telas. De hecho, las texturas son necesarias para conseguir esos espacios tan característicos. Y si esto es así en la teoría clásica, lo único que tienes que hacer para lograr el maximalismo nórdico es abusar de ella y mezclar cuantas más, mejor.
  • Estampados rocambolescos: los estampados son otra de las características que vemos muy a menudo en el estilo de decoración nórdico. Figuras geométricas y motivos invernales suelen ser los protagonistas. En este caso, al igual que hemos hecho con los ejemplos anteriores, solo hay que exagerarlo en cuanto a la cantidad.
  • Que no se te olviden las plantas: las plantas son un elemento decorativo que jamás falta en los ambientes escandinavos. Si en tu caso estás dispuesto a maximizarlo no te quedará más remedio que poner más plantas y más naturaleza en tu vida.
  • Guirnaldas decorativas: una de las buenas opciones para conseguir maximizar el estilo de decoración nórdico sin pasarse en otros aspectos es colocando guirnaldas decorativas. En el caso de las terrazas y ambientes exteriores pueden ser de luces artificiales para conseguir crear una atmósfera única.
  • Las alfombras, cuánto más pelo tengan, mejor: como decíamos antes, las texturas son importantes en el estilo de decoración nórdico. Y las alfombras, también. Apostar por alfombras de pelo largo que combinen entre ellas en distintos acabados es una de las mejores ideas que te podemos dar para conseguir ese maximalismo nórdico que estás buscando.

Como ves, no es realmente difícil instalar el maximalismo nórdico en cualquier ambiente. De hecho, como ocurre con otros estilos decorativos es solo una cuestión de seguir unas reglas básicas para conseguir los objetivos más complejos. A partir de ahí, todo es adaptar esos conceptos a tu propio gusto y estilo para que tu ambiente luzca como el de las revistas pero que tenga también tu propio toque de personalidad. Al fin y al cabo, lo más importante es conseguir ambientes únicos que te inspiren a ti y que sean una fuente de inspiración cada vez que te encuentras en ellos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...