¿Qué diferencias hay entre retro y vintage?

Las modas siempre vuelven, también en nuestro hogar. Durante los últimos años aquellos estilos de decoración, objetos y muebles que pertenecieron al pasado o inspirados en otros tiempos han regresado para quedarse. Leemos en la revistas palabras como retro y vintage pero ¿qué diferencias hay entre estos dos términos? Una delgada línea separa el estilo retro del estilo vintage, aunque a menudo ambos términos se confunden o entremezclan pero cuyas esencias son totalmente distintas.

Lampara, mesita y radio estilo vintage

Lampara, mesita y radio estilo vintage

El estilo vintage hace referencia directa a las tendencias del pasado. Prendas u obtetos diseñados y fabricados en otros tiempos y siguiendo los estilos de años pasados son vintage. No debe confundirse con los muebles del salón de la abuela, las creaciones vintage no son simplemente ‘viejos’ muebles sino que tienen valor estético. Normalmente, el término se asocia a grandes diseñadores cuyas creaciones se conservan en buen estado y, por tanto, tienen un gran valor económico. Son auténticas antigüedades.

Por el contrario, los objetos de estilo retro evocan al pasado pero que no necesariamente deben pertenecer a la época  o haber sido diseñados en otros tiempos.  Podríamos decir que el estilo retro es más bien un recurso de un diseñador actual que mira al pasado en busca de inspiración para sus creaciones, es decir, muebles y objetos diseñados y construidos en el presente que imitan estilos u objetos de otras épocas. El estilo retro es una revisión y por lo tanto los objetos se adaptarán a la actualidad. El valor económico es mucho menor y lo hace una oferta muy atractiva de decoración.

Nuestro consejo es que si te fascina una época y un estilo de decoración en concreto apuestes por darle a tu casa un estilo retro. Las líneas de diseño son algo diferentes a las originales ya que se trata de una revisión de dichas tendencias, lo que te permitirá combinarlo con tendencias más actuales. A más, otra de las ventajas que supone el estilo retro es que nos costará mucho menos lograr este efecto de ‘retroceder en el tiempo’ porque el precio de estos objetos y muebles es mucho menor.

¿No te ha quedado claro? Los frigoríficos de la marca Smeg han vuelto a imponerse como tendencia en nuestras cocinas. Si lográramos encontrar uno de los modelos originales de los años 50 o 60 estaríamos hablando de una pieza vintage, mientras que si compramos uno de los nuevos modelos con líneas inspiradas en esa época compraríamos una Smeg o nevera retro.

Fuente: decoesfera.com
Foto: a_marga en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...