¿Qué es el Kokedama?

Desde Japón se “escapó” una tendencia que está revolucionando el mundo de la decoración. Se trata de una bola de musgo que se utiliza para sembrar plantas. Mira cómo puedes crearla.

Kokedama para sembrar plantas

Fuente: Youtube.com

Actualmente, las amas de casa deben ingeniárselas para darle un encanto especial a sus hogares, sin mayor inversión de tiempo y dinero. Esto las conduce a buscar técnicas de pocas exigencias, que puedan realizar ellas mismas, y con resultados satisfactorios. Así, muchas de ellas se han topado con en el Kokedama. Aunque su nombre sea extraño, su esencia y aplicación no lo es.

El Kokedama es un sencillo método para el cultivo de plantas. El término se traduce como bola de musgo, y describe a una forma de decoración muy utilizada en Japón. En el resto del mundo se ha considerado una tendencia, por la gran receptividad que ha tenido.

Decorar la casa con un Kokedama

Sin duda, recurrir a las plantas confiere a los hogares un ambiente agradable, fresco, atractivo y de bello colorido. Su sola disposición en sitios estratégicos, le da una linda apariencia a las estancias, pero sí quienes añadir un Kokedama, debes elaborar una bola recubierta de musgo, para sembrar tus especies favoritas. No necesitarás maceta, pero sí algo de turba y sustrato. Es como crear un bonsáis, pero sin tantas atenciones.

¿Porque tener un Kokedama?

El Kokedama decora la casa, es moderno y aporta grandes ventajas. No requiere mucha porción de tierra, ni cuidados exagerados. Se le dedica poco tiempo y siempre lucen esplendidos. Es muy práctico, bonito, de fácil mantenimiento y, lo mejor, es que traslada la naturaleza al interior. Puedes colocarlo en oficinas, salas de espera, comedores, cocinas y otros ambientes.

No ocupa mayor espacio, porque es una bola colgante, de fácil colocación en cualquier lugar o rincón. Si deseas destacar algún sitio dándole una apariencia distintiva, con sólo colgar un Kokedama lo lograrás.

Por otra parte, gozarás del privilegio de exhibir un elemento decorativo de origen japonés. País reconocido por sus tendencias decorativas de carácter exótico. Para nadie es un secreto que la amplia y ancestral cultura nipona ha marcado un hito en la ambientación. Inspírate en ella y haz tu Kokedama.

¿Cómo elaborar el Kokedama?

Para la elaboración del Kokedama necesitas sustrato, musgo, turba, una planta (preferiblemente de interior), cordel, agua, un envase, y una red (si deseas suspenderlo). El proceso se inicia mezclando en el envase una porción de sustrato arcilloso con tres de turba. Luego se debe añadir agua y moldear, formando la bola. El tamaño lo escoges tú. Generalmente oscila entre 10 y 20 cm de diámetro.

Debes continuar haciendo un hueco a la bola y sembrando la planta. La compactas, revistes completamente con musgo y, por último, rodeas con el cordel para fijarla. Si deseas, puedes meterla en la red y sujetarla del techo o de cualquier viga. También la puedes colocar en una mesa, estante u otro. Se pueden realizar varios Kokedamas y distribuirlos de forma armónica, para una hermosa composición final. ¿A qué esperas para idear tu Kokedama?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...