¿Qué es la decoración ecléctica?

La decoración ecléctica es una forma de decoración que mezcla estilos de diferentes diseños y épocas. Por ejemplo, imagina un salón con muebles rústicos y mesas de cristal

decoración ecléctica

Sin duda, la decoración ecléctica es la nueva moda en el mundo de la decoración. Consiste en la mezcla de lo moderno con lo clásico, juntando elementos de distintas épocas en la historia. Eso sí, aunque sea un estilo bastante libre, no todo vale.

Decoración ecléctica: Las claves

Lo primero que hay que saber es que la decoración ecléctica tiene varios estilos, pero hay uno que debe predominar sobre los demás. Con esto quiero decir que utilices un estilo como base y que el resto sirvan como apoyo. Por ejemplo, puedes usar un estilo minimalista, pero añadiendo persianas de bambú.

Por ejemplo, está el estilo moderno que tiene objetos retro. Utiliza una base moderna, pero con objetos de los años 80 como por ejemplo un tocadiscos. También puedes usar un estilo rústico con muebles de madera, pero con objetos modernos como un televisor plano o una mesa de cristal.

Otra de las claves de este estilo es mezclar varios tipos de texturas, las cuales hagan un buen contraste entre sí.  De este modo, no sólo puedes mezclar épocas, sino dos estilos diferentes aunque sean modernos. Por ejemplo, imagina una mesa de cristal sobre una alfombra de pelo y sillas metálicas.

Eso sí, todo destaca más si se agrupa por estilos y por épocas, sin mezclarlo todo a la vez. Por ejemplo, si usas sillas de metal, trata de que todas las de la estancia sean así, sin poner ninguna silla de madera. Lo mismo ocurre con los colores, pues si dos elementos iguales contrastan mucho, no quedará muy bien.

Además, utilizar objetos raros en la estancia puede crear un buen efecto visual. Por ejemplo, puedes colocar ese jarrón exótico de África o incluso poner tu tabla de surf como un elemento más.  No trates de colocar objetos aleatorios, sino que trata de buscar los que sean más acordes con tu personalidad.

Eso sí, hay que resistir la tentación de saturar la estancia con objetos. Si pones demasiado, parecerá un mercadillo o un museo. Por este motivo, hay que poner objetos raros, pero en su justa medida. Además, las paredes de colores neutros como el blanco funcionan mejor con este estilo.

Además, aunque no hace falta que decores toda la casa con decoración ecléctica, trata de que haya una homogeneidad. Tener sólo el salón, un cuarto o la sala de estar con este tipo de decoración tendrá demasiado efecto visual.  La clave es tratar de adaptar el estilo escogido al resto de la casa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...