¿Quieres que tu baño sea único? ¡Apuesta por estas ideas!

¿Crees que tu baño es difícil de transformar en algo especial, agradable y bonito? Pues, no desesperes, sea grande o pequeño, es posible

Baños con estilo

El baño de la casa reúne dos condiciones: es la dependencia de la casa que menos cambia con el tiempo, porque es la que más cuesta modificar; al menos eso es lo que habitualmente se piensa. Cuesta más, porque puede suponer más dinero reformarla; y cuesta más, porque es más difícil cambiar lo que allí se encuentra: azulejos, bañera, lavabo, sanitarios…

Pero nada es imposible y siempre se puede hacer algo. Por eso, te invito a examinar este conjunto de ideas aptas para todos los baños, o sólo para los más pequeños, o sólo para los más grandes.

Opciones para todo tipo de baños

Deja volar a tu imaginación porque en el baño, sea grande o pequeño, puedes recrear todo tipo de ambientes, incluso más fácilmente que en otras estancias. Presta atención al suelo, el techo, las paredes, la luz y el mobiliario.

  • Si prefieres el estilo rústico, elige texturas naturales en las paredes o en la superficie de los muebles: yeso sin pulir o sus imitaciones, azulejos de barro con colores terrosos, o artesanos esmaltados en azul añil en las zonas que reciben agua. Baldas de madera, cestas de cáñamo o cuerda para la ropa, y accesorios de cerámica tradicional. En el techo puedes conseguir una imitación a esterilla o adherir una falsa viga de poliespán imitando madera.
  • Si te va más la estética romántica, piensa en una cómoda con cajones y patas curvas como mueble para contener el lavabo. Colorea las paredes con tonos salmón y adórnalas con pequeños cuadros de época, cuidando el estilo del espejo y las piezas específicas del baño: griferías, portapapel, toalleros, banqueta o sillita rococó.
  • Si optas por lo funcional o moderno apúntate al diseño de líneas rectas y limpias, con colores planos y alternancia de tonos relajantes y cálidos. Las combinaciones de colores pueden hacerse tanto en horizontal como en vertical.

¿Pero cómo voy a ponerme a cambiar los azulejos y el enlosado? No hace falta, vuelve el papel pintado, impermeable y diseñado para este tipo de dependencias: lisos, rugosos o estampados a gusto del consumidor. Y todo tipo se suelos sintéticos, adhesivos y antideslizantes.

La luz del baño es otro clásico que permite cambios relativamente sencillos, buscando modelos de aparatos de luz acordes con la tendencia que quieras marcar; y el tipo de lámpara, más fría o más cálida. Puedes incluso colocar tiras de leds que le darán a este espacio un ambiente inesperado.

Plantéate transformar el lugar en el que guardas las cosas, pero procura disponerlo sobre patas altas o sujeto a la pared, de modo que quede espacio libre entre muebles o baldas y el suelo para favorecer su limpieza. Si tienes la suerte de tener un baño con ventana no la destierres al olvido, dale la mayor amplitud y protagonismo posible. Convierte sus cristales en una vidriera llena de color, o aprovecha la luz natural para introducir plantas que darán un toque de frescor natural. Mejor varias plantas pequeñas, elegantemente dispuestas, que una grande.

Por supuesto, puedes sustituir la bañera por un plato de ducha, si no lo has hecho todavía, para aumentar el espacio disponible, con una mampara transparente que crea amplitud visual.

Baños pequeños

Aunque tu baño sea pequeño también tiene posibilidades. Por ejemplo en un espacio abuhardillado o bajo escalera, coloca la bañera en la zona de inferior altura. O aprovechando un retranqueo de la pared se puede instalar la zona de lavabo encastrado en una fina balda de cristal, con colores muy alegres y un amplio espejo sin marco que llegue hasta el techo, para aligerar visualmente el espacio.

Otra solución para sacar partido a un sitio pequeño y aumentar la capacidad de almacenaje es montar un mueble a medida, que se extienda a lo largo de la pared, dotado de puertas, cajones y un hueco para toalleros extraíbles. Un espejo multiplica la luz; y los colores claros en paredes y techo, aumentan la sensación de espacio. Para aumentar visualmente la altura y el tamaño de un baño pequeño lo ideal es revestir las paredes con bandas verticales paralelas de distinto color.

Espacios grandes

Para baños grandes hay propuestas tan originales como colocar la ducha en el centro, reduciendo la mampara transparente a la mínima expresión para no perder la sensación de espacio. Es evidente que en un baño pequeño no es posible, porque en esos baños el centro es uno mism@.

Otros proponen esconder la ducha o la bañera detrás de una puerta corredera, cuando no se está utilizando, como si fuera un armario para convertir la zona de baño en un lugar más discreto. Si se ha sustituido la bañera por un plato de ducha, este no tiene porque ser la más mínima expresión, se puede elegir uno de dimensiones similares a las de la bañera, de manera que aumenten la comodidad y las posibilidades, al estilo sauna. En baños grandes se están colocando también dos lavabos simétricos en vez de uno solo, con amplios espejos encima de ellos. O marcando, con divisiones visuales, los espacios: de ducha, de lavabo, de sanitarios, incluso de gimnasio.

Está claro que, grande o pequeño, el baño puede convertirse en una obra de arte, si lo que se busca es elegancia y delicadeza, para hacer de él un rincón especial. La clave está en elegir bien los materiales y los colores, y tener una visión de conjunto que unifique todos sus elementos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...