Sillas geniales para dar un nuevo aire a tu comedor

Unas sillas hermosas para sentarse a comer, conversar y renovar la estancia son fáciles de conseguir. Sin embargo, se deben tomar varios aspectos en cuenta para que cumplan su función y combinen con el estilo decorativo

trucos para elegir las mejores sillas para el comedor

Fuente: decoratrix.com en Pinterest

No hay nada más íntimo y armonioso que sentar alrededor de la mesa a toda la familia. Ya sea para comer o simplemente para reunirse a conversar, estos momentos siempre quedan guardados en la memoria. Es por ello que si deseamos que el lugar sea y luzca especial, debemos elegir asientos perfectos. En el mercado existen sillas geniales con las que podrás dar un nuevo aire a tu comedor.

Para acertar a la hora de renovar el mobiliario, es importante analizar los requerimientos del grupo. Si se trata de una familia chica, con un comedor para cuatro puestos será suficiente.  Pero si es grande, el número de sillas incrementa. Igualmente, si se tienen niños y ancianos en casa, los asientos deben ser mucho más resistentes y ergonómicos.

No solo la parte decorativa debe privar en la escogencia. Lo primero será determinar el tamaño de la mesa, la cantidad de asientos que puede albergar y las dimensiones de la estancia. Hay que tomar las medidas de alto, ancho y profundidad de la mesa, antes de ir a la tienda. Los asientos deben entrar con facilidad al recogerse y, al sentarse el comensal, deben proveerle una altura correcta y cómoda. Tampoco deben interferir con el tránsito cuando se estén utilizando.

Sillas geniales y con estilo para renovar el comedor

Una vez que se tiene claro el tipo de silla que se requiere, el siguiente paso es buscar una que aporte estilo y se ajuste a la decoración integral de la vivienda. La tendencia actual es mezclar diversos tipos y estilos en el comedor. Sin embargo, estas deben armonizar entre sí. Es decir, deben tener tamaño, proporción y tono similar.

Reciclar asientos antiguos y renovarlos con pintura y tapicería nueva crea un efecto vintage muy de moda. Además, promueve el ahorro y le da un aspecto único a la estancia. Igualmente, la comodidad prevalece y si se trata de sillas grandes y acolchadas, el efecto será más contemporáneo.

Para un toque más sencillo y acogedor, apuesta por enaltecer las texturas y materiales. Las elaboradas con tejidos orgánicos, madera natural y colores vibrantes aportan energía y elegancia. Si la cocina está integrada a la sala y el mesón de trabajo hace las veces de comedor, se puede renovar el lugar cambiando los tradicionales bancos altos, por sillas de altura. Las de metal y unicolores lucen geniales. También se pueden agregar cojines decorativos para dar calidez.

Buena calidad

Decantarse por sillas frágiles o tapizadas con telas delicadas solo se permite cuando el comedor sea de uso eventual y los usuarios sean solo adultos. Si se tienen hijos pequeños o el trajinar es diario, lo ideal será apostar a unas resistentes y que lleven textiles impermeables o de baja absorción. Así es más factible que perduren en el tiempo, y el tapiz no se mache por derrames o se rompa por el roce continuo.

En este sentido, es importante fijarse en el material con el que estén elaboradas. Las fabricadas en plástico, metal o madera maciza son las más fuertes. Si se escogen las plásticas o forradas completamente en materiales sintéticos hay que estar pendiente de que no reciban luz directa del sol por mucho tiempo. Los rayos del astro rey suelen decolorar o deteriorar estos materiales. Claro, siempre estará la opción de colocar una persiana o cortina que filtre la luz para que esto deje de ser un problema.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...