¿Te gusta el estilo nórdico? Actualízalo con estos trucos

Esta tendencia decorativa vino a poner bajo el foco la funcionalidad y calidez en armonía con los tonos suaves. ¿Te gusta el estilo nórdico? Actualízalo con estos trucos

Actualiza tu estilo nórdico

Fuente: www.vintageandchicblog.com en Pinterest

El comienzo de un año es buen momento para reinventarse e iniciar nuevos ciclos. Eso incluye la decoración. Hay quienes afirman que hacer cambios en el diseño y la distribución del hogar ayuda a que las energías fluyan, con lo cual se logra importantes beneficios para la salud física, mental y emocional. No importa por cual tendencia te inclines, siempre encontrarás maneras de renovar tus estancias. Pero si eres amante del estilo nórdico, puedes aplicar trucos para modernizarlo, manteniendo su impacto y esencia. Figuras geométricas, textiles de lana, mimbre o pelo y pinceladas de verde, te ayudarán a dar con esa apariencia elegante y acogedora que-de seguro-tanto te agrada. 

Tips para actualizar tu estilo nórdico

En los últimos tiempos la preferencia por el estilo nórdico ha aumentado. Los espacios diáfanos e iluminados que regala esta tendencia son cada vez más apreciados. Lo mejor, es que cada año se incluyen nuevos detalles para acentuar su potencial y belleza. Si ya lo tienes en casa o quieres comenzar a incluirlo, puedes seguir estos interesantes trucos. La diferencia la notarás al instante.

  • Incorpora mucha luz. Un buen uso de las luminarias te garantizará un ambiente cálido y hogareño. Aprovecha la luz natural y añade algún espejo y cortinas de telas delgadas. Incorpora algunas velas para dar un aire romántico e íntimo. Complementa con lámparas de techo o pie, según tus necesidades.
  • Añade elementos cálidos. La tendencia nórdica dista de habitaciones frías e impersonales. La madera aporta gran calidez pruébala en tus suelos. Para los muebles prefiere fibras naturales como mimbre o bambú.
  • Descarta áreas segmentadas que parezcan encasillarte. Recuerda, el concepto abierto da sensación de libertad y te ayuda a respirar mejor. Además, crea una armonía visual que te va a encantar.
  • Huye a los excesos. Ni aquellos que sugieren un ambiente barroco ni una habitación vacía o sin gracia. ¿Cómo hacerlo? Prefiere el mobiliario de corte y características atemporales. Permanecerán más allá de los últimos gritos de la moda. El secreto radicará en que los combines con piezas más pequeñas y versátiles en tendencia. A la larga, ganarás en diseño así como en estilo, mientras evitas que se resienta tu bolsillo.

Paleta de tonos suaves

El estilo escandinavo se caracteriza por sus colores neutros, pasteles o níveos. Podrás incorporarlos en cortinas, cojines, ropa de cama y muros. Por otra parte, puedes añadir vigor e intensidad con colores burdeos o negruzcos. El gris pizarra también será una buena alternativa.

La personalidad la puedes inyectar con la mezcla de piezas doradas, cerámica o metalizadas, con otras de fibras naturales. Combina con lana, pelo, mimbre o madera para crear un mejor efecto, pero eso sí, intenta evitar las imitaciones.

Las figuras geométricas se prestan para que explotes tu imaginación. Darán un aire divertido a las estancias. Juega con líneas, triángulos o rombos. Quedarán maravillosos en papel pintado o como diseño en los textiles.

Más consejos…

Los tonos oscuros te ayudarán a crear un aire íntimo. Puedes lograrlo con piezas en tonalidades negras o con mobiliario de madera oscura. Un muro de ladrillo será totalmente moderno, mientras facilita la apreciación de los demás elementos. Intercala luminarias de corte clásico con otras modernas. Incorpora cuadros, piezas decorativas, jarrones o velas. Algo que dice hogar sin duda alguna, son los libros armónicamente colocados en la mesa de centro. De igual forma, un centro de mesa resultará encantador.

Da gusto entrar a habitaciones con bambú en la mesa o plantas en las esquinas. Un toque de naturaleza te invita a relajarte. Encima de la chimenea también atraerán las miradas y darán un gran acabado. Si te agrada la idea, apuesta por los cactus o suculentas que requieren menos cuidados. Procura que haya una planta en cada estancia.

Esta corriente le da mucho valor a la practicidad. Antes de comprar algún elemento piensa en utilidad. ¿Es imprescindible? ¿Te ayudará en algún sentido? En esta línea puedes inclinarte por percheros o estanterías en el recibidor. Ayudará a tener todo en su lugar.

En las habitaciones son infaltables las mesas de noche y alacenas, así como un espejo de buen tamaño. Comprueba que cada elemento se “case” con el conjunto. Lo notarás en la armonía que transmitirá con tan solo entrar. En el baño una pantalla acristalada creará el efecto de amplitud y pulcritud. Además, suma puntos de diseño. ¡No te quedes atrás! Saca lo mejor de este estilo que tiene mucho por ofrecer. Si quieres más inspiración, revisa estas 5 webs para amoblar tu piso nórdico. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...