¿Te gustan los estampados? Esta es la mejor manera de combinarlos

La mezcla de colores, formas y texturas está muy de moda. Sin embargo, hay quien teme de combinar los estampados. Hazlo sin el menor riesgo de errores, y dale a tu casa una apariencia audaz.

Trucos para combinar bien los estampados

Foto: decoratrix.com en Pinterest

En la decoración de interiores no existen reglas inquebrantables. Ni siquiera a la hora de unir tendencias o colores. Sin embargo, cuando se trata de patrones, conviene tomar en cuenta el sitio en el que será colocado y los elementos que harán juego, para no sobrecargarlo. ¿Te gustan los estampados? Esta es la mejor manera de combinarlos.

Elegir el estampado ideal para cortinas, cojines o fundas de sofá no es tarea fácil. Para aplicar esta tendencia, los expertos recomiendan, entre otras cosas, elegir diseños similares y tonalidades neutras para juntar unos con otros. El caos visual puede estar a la vuelta de la esquina, si no se recibe un apropiado asesoramiento.

No olvides tomar en cuenta los demás elementos decorativos de la estancia. Una forma de poner en práctica la utilización de estampados, es focalizar la atención en un solo objeto de gran tamaño. Si deseas usar más de un tipo, diseñadores reconocidos sugieren disponer de un máximo de tres por área.

Combinar estampados adecuadamente

¿Una pared con cenefa es tu mayor deseo?, ¿quieres modernizar las cortinas de tu hogar con un bonito estampado de temporada? O ¿es el momento de renovar esos viejos cojines? Esta guía puede ayudarte a saber la mejor forma para combinar los distintos patrones, sin poner en riesgo la armonía del espacio:

  • Diseños y colores similares: Sin duda, un consejo que vale oro a la hora de aplicar estampados en la decoración. Selecciona aquellos que sean parecidos, por ejemplo, si se trata de formas geométricas, el próximo debe integrarlas aunque sean de tamaños distintos. De igual forma, deben tener el mismo estilo decorativo, es decir, si se trata de algo étnico, el segundo también debe serlo.
  • La cantidad importa: Aunque la decoración con estampados está en boga, no es necesario colocarlo en cada rincón. No elijas muchos. Tan sólo decántate por dos o tres, siempre respetando el punto anterior. Una forma de ponerlo en práctica es empapelando una sola pared y pintando la otras con un tono suave.
  • Matices delicados y que se conjuguen: Lo principal es que el estampado resalte por encima de los demás elementos de la habitación, por lo que usar un color más claro o neutro es lo indicado. Si tus cortinas son el centro de atención, con una pared color crema enfrente no pasarán desapercibidas. Incluso se recomienda que si el estampado tiene una tonalidad en particular, lo mejor será seguir ese modelo y pintar los muros de un tono con cierto parecido, quizás más o menos intenso, según lo que requieras lograr.
  • Un estampado central y de mayor tamaño: Ya hemos dicho que el límite deben ser tres estampados, como máximo, por estancia, pero el tamaño también importa. Para combinarlos adecuadamente, emplea el de diseños más grandes como punto focal y deja aquellos con dibujos más pequeños para otros accesorios. De esta forma evitarás la temida inconsistencia visual.
  • La geometría también tiene su magia: este tipo de estampados están en casi cualquier sitio, sea en una casa u oficina. Aunque son muy comunes, se debe cuidar que las figuras luzcan siempre iguales, o por lo menos guarden cierto parecido una con otra.
  • Flores y más flores: Este modelo suele ir muy bien para dormitorios. En este sentido, favorecerá la imagen de esta zona si se enfoca más en los colores, que en el propio patrón del estampado.

Si te gustan los estampados, existen distintas maneras de combinarlos. Ya sea que tengan letras, números o figuras de distintos colores. Con estas sugerencias podrás trabajar sin miedo de convertir tu apartamento en una casa del terror.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...