Las tendencias en decoración que triunfarán en 2018

Como todos los años, los interioristas han comenzando a hacer sus apuestas para renovar las estancias del hogar. Conoce sus recomendaciones para transformar techos, baños, cocinas y más.

Ideas para decorar en 2018

Este 2018, el techo dejará de ser el gran ignorado. Papel pintado y molduras le darán peso en la decoración. Por otro lado, el dorado llegará a los baños, para destacar griferías y espejos, mientras que la cristalería y las puertas corredizas, mantendrán la conexión entre las áreas internas y externas de la casa. Las tendencias en diseño están bien definidas este año. Dan protagonismo a los colores, los materiales y a ciertos detalles, como los cuadros enmarcados, que volverán para realzar la belleza de los recibidores. ¿Quieres renovar? Guíate por las últimas pauta de la moda.

Las nuevas propuestas para la decoración de interiores

Para conseguir un acabado moderno, descarta los matices sólidos. En lugar de ellos experimenta incorporando el amarillo piña en pequeñas piezas o complementos. Elige los azules oscuros para tus muros y baños. Crearás un efecto de profundidad y aportarás un toque de frescura. Equilibra con un rosa millennial en los muebles y contrasta con un verde petróleo en las alacenas de la cocina. Es una mezcla irreverente, pero está cargada de estilismo y actualidad.

La independencia llega con las puertas de cristal

El 2017 nos atrapó con una ola de espacios abiertos y armónicos, que daban sensación de amplitud. Sin embargo, este año la independencia llega para “reclamar” un poco de esa atención que le han quitado. Lejos de “romper” con la tendencia anterior, la conduce a un mayor grado de perfección. Es decir, aporta una secuencia visual, incorporando puertas de cristales que conservan la claridad, pero suman privacidad. El resultado es elegante y muy seductor.

El baño toma una apariencia más neutra

Cortes sencillos y rectos serán los más cotizados para el mobiliario del baño. La domótica se fusiona con una decoración en tonos grisáceos o níveos. La nota de personalidad la ponen las piezas en madera, mimbre y otros elementos naturales.

Se persigue un acabado romántico y natural. Por ello, las opciones en papel pintado incorporan diseños vegetales que emulan bananos y follaje. Las griferías se pintan de dorado, al igual que los espejos. En consecuencia, adquieren más sofisticación.

Los techos y luminarias se convierten en focos visuales

Cuando se contempla la decoración de cada ambiente, los techos suelen pasarse por alto. Sin embargo, esto cambiará en el transcurso del año. La recomendación de los especialistas es revestirlos con papel pintado, molduras en yeso y/o esmaltes de colores seductores, para crear un impacto visual. Las luminarias darán mucho de qué hablar. Serán voluminosas, con materiales como el vidrio y el acero, y con siluetas muy marcadas, haciendo alusión a la naturaleza.

La cocina se nutre de los colores

El blanco inmaculado definió al “estómago” del hogar por mucho tiempo. Pero con el 2018 esa tendencia finalmente caducó. El gris viene a darle amplitud, adueñándose del mobiliario bajo. Quizás no se destierre de todo el blanco, pero está claro que se reservará sólo para las alacenas superiores. 

Tanto el azul marino como el negro ganarán trecho en esta habitación, haciéndose notar en gabinetes y accesorios. Por otro lado, los materiales que asemejan el óxido del acero, la piedra o el cemento, se integrarán para dar un aire vintage muy bien trabajado.

Con la finalidad de que la amplitud no sea mera ilusión, se minimizarán las áreas de almacenaje. De tal manera, que estén solo las estrictamente necesarias. Se despejará el área para cocinar, lavar y preparar los alimentos. A su vez, la alfombra de vinilo será un elemento que gozará de gran popularidad.

Las influencias francesas e italianas dicen presente

El mobiliario inspirado en las culturas italianas y francesas, promete enamorar en 2018. Su elegancia queda plasmada en el tapizado aterciopelado, con un lacado lustroso, y en las líneas curvas que dan un aspecto más señorial y distinguido. Como de la realeza. Una de las piezas fundamentales será el sofá, puesto que contará con mayor profundidad y proporción. Los interioristas lo usarán para crear ambientes para el compartir.

El minimalismo se niega a morir

Para los más recatados y conservadores, se mantendrá el minimalismo.  El papel pintado seguirá estando, pero con geometrías más delicadas y en tonos neutros, con alguna chispa de color. Para contrastar, se usarán los cuadros con marcos de acero y una que otra canas de mimbre, en algún rincón, para dar calidez a las estancias.

La naturaleza seguirán siendo un plus

La naturaleza se hará palpable a través de animales y plantas, que se trasladarán a varios elementos. Los amantes de las tendencias japonesas podrán recurrir a las bolas de musgo o a los bonsáis para idear jardines interiores. Los cactus serán otra alternativa para quienes prefieran especies fáciles de mantener.

En definitiva, son muchas las ideas que se han expuesto hasta el momento. No se trata de que las unas todas, pero sí de que te pasees por ellas y encuentres la inspiración que requieres para darle un cambio al hogar. Qué el nuevo año sirvan para que reinventes tus espacios.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...