Trucos para diseñar el mejor jardín de interior

Los jardines de interior son la alternativa a los exteriores y un gran elemento estético. Para hacer un jardín de este tipo, debes tener en cuenta que no todas las plantas son iguales, elegir el tipo correcto de planta, esmerarte en cuidar cada una como se merece y buscar también la estética

Mejor jardín de interior

La creencia popular nos dice que necesitamos tener un terreno exterior para tener un bonito jardín. Siempre nos hemos imaginado el jardín como algo que está fuera, pero esto no tiene por qué ser cierto.

En realidad, existen los jardines interiores, los cuales logran embellecer tu casa con bonitas plantas. Eso sí, diseñar un jardín de interior de calidad no es tan fácil como parece y necesitas algo de ayuda, algo que te vamos a proporcionar.

Cómo diseñar un jardín de interior

En primer lugar, debes saber que hay dos tipos de jardín de interior. Tenemos el jardín de contenedores y el jardín hidropónico. La jardinería de contenedores es la más clásica y funciona de forma tradicional. En cambio, la jardinería hidropónica usa agua fertilizada y es algo más complejo, ya que necesitas controlar la temperatura del aire, la frecuencia de riego y la salud del suelo.

Después hay que tener en cuenta que no todas las plantas valen para interiores. Necesitas plantas que no necesiten tanta luz y aire, como por ejemplo plantas como los cactus, caléndula, laurel, albahaca o begonia. Además, también puedes tener un huerto interior con elementos como tomates, fresas o pimientos, entre otros.

Si eliges jardinería de contenedores, el contenedor es un elemento decorativo más. Lo tradicional es usar tiestos y macetas, pero también se pueden usar jarrones antiguos o incluso botellas de plástico, las cuales retienen más la humidad. Eso sí, deben ser botellas limpias y que no hayan sido usadas para llevar productos químicos.

Eso sí, ten en cuenta que hay que trasplantar cuando crezcan de tamaño. Además, controla las plagas y separa las plantas con alguna enfermedad, algo que ayudará a que el resto no se contagie. Por ello, es mejor poner plantas que resistan bien las enfermedades.

Cada planta requiere un cuidado específico y no todas pueden ser tratadas de la misma manera. Por ejemplo, no todas requieren de la misma luz, ni del mismo agua. Aprende cómo cuidar cada planta y regula la luz, el agua y la temperatura para que todo funcione bien.

Recuerda también que necesitan nutrientes de la tierra, agregando algo de compost o fertilizante. En cualquier caso, el truco es ser constante y no dejar las plantas abandonadas.

Finalmente, diseña el jardín para que sea algo estético. El truco es encontrar el equilibrio entre la salud de las plantas y la estética del interior, algo que requiere de práctica.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...