¡Un apartamento con paredes de ping pong!

Déjate arrastrar por la imaginación y llega a este apartamento de Brooklyn donde las paredes se han cubierto de miles de pelotas de ping pong, creando una decoración muy particular.

Paredes pelota ping pong

Me encanta el tenis de mesa y he de reconocer que las pelotas blancas de este deporte de raqueta tienen su peculiaridad y pueden resultar llamativas, no sé hasta qué punto, pero tiene su atractivo. La idea que os traigo hoy es para los amantes de esta actividad porque como podéis empezar a deducir de la fotografía, esa habitación que veis ha sido poblada de miles de pelotas de ping-pong cubriendo todas las paredes, desde el suelo hasta el techo. La idea es que al ser blancas, siguen ofreciendo el mismo aspecto que daría una pared, con la peculiaridad de que se acaba aquello de una superficie lisa para convertirla en una especie de papel lleno de burbujas.

Se trata de un pequeño apartamento situado en Brooklyn y diseñado por Daniel Arsham. No vamos a decir que no es original, porque indudablemente después de esto quedan pocas cosas que hacer para superarlo y posiblemente una de ellas sea con las fichas Lego, pero podemos empezar a ver algunas desventajas que le quitan algo de glamour a tanta originalidad en la decoración del hogar. En primer lugar que la habitación queda muy oscura, dado que no dispone de ninguna ventana por la que entre directamente la luz natural, si no que se ha dispuesto de un techo transparente y aunque parece que el sol penetra por ahí en todo el apartamento, lo cierto es que parece más una luz artificial.

La habitación se vuelve excesivamente sobria jugando con las mismas tonalidades a lo largo de la estancia: las paredes no llegan a ser blancas del todo, porque las pelotas de ping pong casi parecen de color gris, la manta que cubre la cama podría haber apostado por una nota de color como el rojo o el amarillo, pero se ha mantenido en la escala de grises, y qué decir del resto del mobiliario completamente blanco… Casi nos obligan a pensar que es una fotografía en blanco y negro, pero no… esa enorme botella de vidrio de color marrón nos devuelve a la realidad.

En definitiva, creo que para un amante de este deporte puede ser un puntazo si se decorara una única pared de la casa, y siempre que tuviera una buena iluminación y se combinara con otro tipo de decoración. Así que, aunque la idea me parece buena, no estoy muy convencido de como se ha aplicado en el ejemplo. No sé qué pensaréis vosotros, pero espero vuestras opiniones como siempre.

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...