Un hogar al estilo de los millennials

Son parte de una nueva generación que adora la tecnología y la integra a su hogar. A la hora de decorar apuestan por la simplicidad y funcionalidad, dejando en evidencia su espíritu aventurero y explorador. Así viven los millennials.

decoracion millenials

Aman la tecnología, abogan por lo novedoso y funcional, están en sintonía con el ambiente y su conservación, siguen las modas pero sin comprometer su presupuesto, son selectivos y vanguardistas… Quienes pertenecen a la llamada generación millennials no tienen tanta solvencia económica como la tuvieron sus padres, pero no por ello descuidan la apariencia de su entorno. Tampoco tienen sus mismas exigencias y prioridades , pero se valen de la practicidad y el minimalismo para crear un estilo decorativo que vaya acorde con su espíritu inquieto, explorador y aventurero. Quizá no tengan recursos para adquirir un sofá de lujo, pero valiéndose del low cost diseñan espacios únicos, adaptados a su personalidad y a su modo de llevar la vida.

Para comenzar, los millennials se inclinan hacia un loft o apartamento pequeño, pero tecnológicamente eficiente y fácil de mantener.  Mientras menos paredes y divisiones tenga mucho mejor. Debe ser una especie de área social donde la cocina, la sala y el comedor se integren perfectamente y reciban la mayor cantidad de luz natural que sea posible. De allí que los ventanales grandes y amplios son casi una necesidad para ellos.

La cocina es su lugar sagrado. Allí preparan sus alimentos y “cocinan” amistades, proyectos, trabajos, tertulias, romances y más. En la cocina conversan con amigos, terminan una fiesta o se relajan mientras disfrutan de una taza de café. Debe haber pocos objetos para que todo luzca ordenado, sin esfuerzo.

A la hora de decorar apuestan por diseños divertidos y a la vez utilitarios. Por ejemplo, una tabla para cortar en forma de un trozo de pizza o una lámpara que simule un pastel.

Los cuadros no entran en su lista de adornos posibles. Los sustituyen por fotografías o frases de motivación que colocan sin marcos o colgados como si de un tendedero de ropa se tratase.

Lo que contienen sus alacenas son un complemento del paisaje decorativo. Sin puertas, los gabinetes muestran platos de colores, vasos, tazas y ollas nada convencionales.

Sólo lo necesario

El resto de la casa lucirá similar. Nada de acumular trastes innecesarios como lo hacían sus abuelas. La idea es que todo se vea despejado y libre para el disfrute. Por ello comprarán objetos que consideren importantes y que aporten valor agregado.

Su sentido ecológico los lleva a tener plantas y hasta huertos de especies o hierbas comestibles en un rincón del salón o en el balcón o terraza.

Los muebles que escogen tienen un doble propósito, en especial el sofá, que debe ser tanto o más confortable que su cama, para poder alojar allí a los amigos que se quedan tras finalizar la reunión o la jornada laboral. Los puff apilables tipo colchón no faltan en su mobiliario.

Los dispositivos electrónicos inalámbricos son sus preferidos. Tener cables que entorpezcan el tránsito, estropeen la vista o dificulten la limpieza no está ni estará nunca en sus planes.

Lugares de trabajo en casa

Gran parte de los millennials trabajan en su casa. Por ello, el lugar destinado para su oficina es uno de los más relevantes. La comodidad privará ante todo. Un escritorio y una silla ergonómica serán infaltables, así como los cajones de colores vistosos y prácticos que le sirvan para conservar el orden.

Su alma adolescente e incluso infantil puede verse reflejada en la pared con un afiche de su historieta, película o banda musical favorita. Tal parece que las formalidades no existen en las viviendas de los millennials. Ellos anteponen la relajación y la comodidad. Son arriesgados en cuanto a combinaciones y no apuestan por un estilo en particular. Las mezclas son su pasión.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...