Un mural infantil en 3D, ¡hazlo tú mismo!

Crea nubes, árboles, globos y otros detalles decorativos con cartulina y monta un mural tridimensional en la habitación de tus hijos para darle originalidad y color a las paredes.

Mural infantil 3D

Decorar la pared de una habitación infantil nunca había sido tan sencillo. Sin apenas material, ni necesidad de gastarnos dinero. Ya sabéis que los recortes, dibujos y fotografías son algunas de las manualidades que podemos llevar a cabo para conseguir una decoración única y original, personalizada como más nos guste. Y en este sentido, los murales son una de las mejores opciones que tenemos para rellenar los huecos muertos de las paredes, ya que en los dormitorios infantiles solemos evitar demasiado mobiliario por motivos de seguridad y la habitación suele presentarse más vacía de lo normal. Así que, vamos a ver cómo crear detalles tridimensionales para decorar esos espacios, sin renunciar a la seguridad de nuestros hijos.

El uso del 3D sigue estando muy presente en las decoraciones infantiles y puede resultar una idea excelente para incorporarlo en algún dormitorio o cuarto de juegos. Tanto a nivel estético como funcional cumplirá un papel importante, porque también puede servir a modo de entretenimiento para los más peques, ya sabéis que lo más ridículo luego les resulta lo más emocionante de sus juguetes. En la fotografía de arriba podéis observar algunos de esos detalles tridimensionales que os decía: son solo algunos diseños que podemos imitar, pero siguiendo las mismas pautas podemos crear todo tipo de figuras encantadoras.

Con cartulinas de colores, unas tijeras y algo de pegamento podremos crear estos maravillosos motivos decorativos: globos, nubes, pájaros… crea paisajes con un toque infantil en las paredes. De algún modo nos recuerdan a esos cuentos imprimidos con ilustraciones en 3D que se despliegan al abrir las páginas del libro. Si esas encuadernaciones fascinan a los peques, qué podremos esperar de todas estas manualidades. Incluso, si nuestros hijos son un poco más mayores, pueden ayudarnos a crearlas y nos servirá también a modo de entretenimiento.

Para conseguirlo, simplemente necesitaremos dibujar la réplica de algún elemento (un globo, un árbol, una casa…), y uno lo pegaremos en liso sobre a pared, y el otro lo plegaremos justo por la mitad antes de pegarlo. De esta forma generaremos esa sensación de sobresalir. Con esta técnica tan básica, podemos crear murales muy diferentes y variopintos, donde lo único que tendremos que hacer es dar rienda suelta a la imaginación y dedicarle nuestra mejor paciencia. Es hora de inventar historias, formas y tamaños, y también colores, para que el paisaje se vuelva vistoso y digno de ser expuesto en la pared. ¿Te animas?

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...