Un original mural de cemento para nuestras plantas

Zackbenson nos deja esta magnífica idea para que hallemos nuestra propia inspiración: un jardín vertical hecho con bloques de cemento y una gran libertad en el diseño final.

Mural macetas cemento

Los que tenemos jardín o terraza en el hogar corremos siempre a decorar con plantas estos espacios, un tópico que no puede faltar, pero a veces colocar una maceta por aquí y otra por allá no acaba de convencernos. Necesitamos algún diseño particular para nuestras plantas. ¿Conocéis esos bloques grises de cemento que actúan como maceteros? Los habremos visto en alguna ocasión porque son bastante recurridos, especialmente en la vía pública. Pues bien, en sí mismos, estos bloques pueden parecernos algo toscos y feos por su apariencia taciturna. El cemento no es el material más admirado en decoración, pero si lo entregamos al diseño eso puede cambiar.

Así lo ha hecho el fotógrafo arquitectónico Zackbenson que disponía de cientos de plantas en el hogar y decidió junto con su mujer darle un toque artístico a su terraza y crear una jardinera con bloques de cemento. Pensó que un poco de pegamento (adhesivo para bloques) le serviría para empalmar unos bloques con otros y crear un mural perfecto. La obra le salió barata porque el cemento tiene esa ventaja. Buscaba un aire moderno en el diseño, ya que en sí mismos los maceteros eran excesivamente sobrios. Así fue como acabó creando ese mural jardinero que podéis contemplar en la fotografía. Primero halló la forma perfecta de unión entre todos ellos y después procedió a pegarlos en forma predispuesta. Cabe añadir que usó también algunas láminas metálicas para colocarlas debajo de cada bloque de cemento para que los maceteros no retuvieran la suciedad.

Al final, Zackbenson obtuvo su mural de cemento, colocando los maceteros en direcciones paralelas y algunos perpendiculares, ofreciendo libertad al diseño y mucho dinamismo. Hoy nos queda esta foto final con la que podemos seguir sus primeros pasos y personalizar el diseño final, eligiendo personalmente el número de maceteros de cemento que queremos utilizar y la disposición de los mismos en el resultado final que no tiene por qué ser homogéneo en altura. Cuando ya tengamos el muro construido, podremos asignar a cada macetero una planta, en cada uno de los salientes: plantas con flores o sin ellas, iguales o distintas, ahí también quedará nuestra elección personal.

Como veis, al final la distribución de los bloques y los colores de las plantas acaban con la ceniza apariencia del cemento y vuelven al diseño algo mucho más cálido y bonito para integrarlo en nuestro jardín. ¿Qué te ha parecido la idea?

Fotos: Zackbenson

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...