Un reloj de pared con piezas de dominó

Si andas buscando un reloj original, alguien nos deja esta estupenda idea donde cada una de las horas de la esfera ha sido sustituida por piezas auténticas de dominó.

Reloj dominó

Uno de los juegos de mesa que nunca muere es el dominó. Hasta ahora, sus elegantes fichas en blanco y negro habían sido utilizadas para matar el tiempo en las casas, incluso para realizar apuestas apetitosas con dinero de por medio; pero como siempre alguien le acaba encontrando una doble utilidad, fuera de contexto, con una originalidad aplastante y un resultado muy atractivo. Y aunque esta vez se desconoce al autor de esta gran idea, su invento ha perdurado en la red y es el que hoy os doy a conocer aquí.

Se trata de un reloj de pared. Su mecanismo es totalmente corriente. Su estructura roza la austeridad, con un simple tablón de madera rectangular sobre el que las agujas marcan el paso del tiempo. Y sin embargo, consigue llamar nuestra atención desde el principio. Su innovación y todo su encanto reside en los números que representan las horas. Los tradicionales 1,2,3,4… o sus respectivos números romanos I, II, III, IV… y sucesivos que habitualmente encontramos en estos relojes de pared alrededor de la esfera han sido sustituidos por piezas originales de dominó.

Y lo han hecho de forma visual y muy acertada, porque cada una de las fichas ha sido elegida en función de su número. Así, cada una de las piezas del dominó representa la hora que determinan sus puntitos negros. Dado que el dominó nos permite jugar con todos los números entre el 1 y el 12, desde la “blanca pito” hasta el “seis doble”, no han encontrado problema alguno para emplearlas en la esfera de este peculiar reloj. Un reloj que seguro que los amantes del dominó sabrán valorar más que bien y que podrán adquirir fácilmente en la web de Craftyredfox por un precio de 39 libras.

Los más atrevidos pueden diseñar su propio reloj. Solo necesitarán recuperar el mecanismo de un reloj antiguo, hacerse con un tablón de madera -o cualquier otro tipo de superficie que deseemos- y sacrificar un juego de dominó, extrayendo las piezas correspondientes a las horas. Así de sencillo. Un reloj totalmente personalizado que resaltará en nuestra decoración como una mosca en la leche. Para los que siempre andan buscando originalidad e innovación este objeto completa su colección de rarezas y, lo mejor de todo, es que podrán colocarlo en cualquier estancia de la casa. Aunque eso sí, por pequeño que sea, no es para nada discreto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...