Una gran alfombra de libros desechados

La artista Pamela Paulsrud construye una alfombra a base de libros para trasladar el conocimiento a otro terreno

alfombra

Pamela Paulsrud es una artista visual especialmente interesada en la creación de piezas a partir de libros alterados. En una estrecha relación con la escritura, Paulsrud se ha dejado llevar por la curiosidad y ha iniciado una carrera creativa basada en la investigación acerca de las capacidades del libro para comunicar. El interés de la artista va más allá de las opciones comunicativas del texto codificado en el interior del libro, ella quiere explorar otros campos que traspasan el mensaje evidente y se centra en las posibilidades que presta el libro como objeto en sí mismo.

Está claro que la escritura es un lenguaje basado en lo visual y encuentra su razón de ser gracias a nuestros pensamientos y emociones. Cada trazo y cada una de las líneas que conforman letras y frases son capaces de transmitir al lector una diversidad casi infinita de conceptos y transportarlo a mundos reales e imaginarios de igual manera.

La artista propone sacar el libro de ese espacio y ampliar su capacidad para transmitir también desde el punto de vista puramente físico. A raíz de esta idea, Pamela Paulsrud transforma los libros y los convierte en objetos tan interesantes como la gran alfombra circular Bibliophilism. Se trata de una gran circunferencia de elegante aspecto creada a partir de lomos de libros reciclados.

Lejos de lo que algunos amantes de los libros pueden pensar, esta pieza de decoración no es una agresión contra los textos puesto que se trataba de tomos desechados por bibliotecas los cuales habían pasado a ser considerados como basura. Paulsrud los rescata de un contenedor y les da una nueva oportunidad de comunicar a través de la decoración.

Estos libros que parecían haber perdido ya todo objetivo y carecían de una finalidad conocida, tienen ahora una nueva opción de apostar por la creatividad y sugerir algo tan cálido y tan acogedor como el recogimiento propio de una buena historia. Como una reflexión sobre las bondades de lo táctil y la cercanía propia del libro tradicional, Pamela Paulsrud propone este planteamiento que permite pensar acerca de las nuevas relaciones establecidas con la lectura a raíz del gran auge que las nuevas tecnologías han ofrecido a los nuevos soportes. Quizá en un futuro no tan lejano, los libros físicos pasen a ser únicamente la materia prima para crear objetos como esta gran alfombra.

Vía e imagen: Pamela Paulsrud

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...