Una lámpara con diferentes intensidades de luz

La diseñadora Caroline Olsson ha creado estas magníficas lámparas con apariencia de tornillo que permiten regular la intensidad de su iluminación para los diferentes momentos del día.

Lámparas intensidad

Si hay algo difícil de elegir a la hora de decorar nuestra casa eso son las lámparas. De pronto visitas una tienda de iluminación y te encuentras rodeado de tantas y tantas de ellas, con distintas formas, diseños y colores, que parece imposible no equivocarte en la compra. Pero si hay algo que es indudable es que aunque todos necesitamos una lámpara para iluminar nuestras noches, no siempre necesitamos el mismo grado de luz. La intensidad de la iluminación es algo fundamental a tener en cuenta: no necesitamos la misma luz para leer un libro que para pasar el rato en la cama; ni tampoco la misma iluminación para andar por la habitación que para buscar un pendiente perdido en el suelo.

Y sin embargo todas las lámparas nos presentan habitualmente un sistema fijo de iluminación que, aunque es suficiente para solventar cada una de las situaciones anteriores, suponen un derroche de luz innecesario y hasta molesto. Por eso, una de las lámparas de la diseñadora Caroline Olsson, llamada Turn, me parece una de las mejores opciones de compra no solo por su consideración en la regulación de la luz, sino también por la innovadora estética que nos presenta. Como se puede apreciar en la imagen se trata de unas lámparas de pie, perfectas para decorar la superficie de cualquier tipo de mobiliario, que presentan una característica llamativa: un tornillo. La lámpara imita una gran cabeza de tornillo en su parte superior, bien en vertical o en horizontal, y es esta precisamente la pieza que sirve como reguladora de la luz.

Una lámpara de mesa muy distinta a esas otras tradicionales que nos ofrece posibilidades decorativas muy interesantes, todo ello sin contar con los beneficios que se derivan de su tipo de iluminación. Ahora podremos elegir la cantidad de luz que necesitamos en cada momento de nuestra vida en el hogar. Viendo la televisión, durmiendo la siesta, trabajando… son acciones muy dispares que requieren un tipo de luz diferente. Y ahora Turn puede ofrecernos esto. Y lo puede hacer a través de esos curiosos cristales que conforman sus paredes y que parecen encerrar la luz en su interior, como si algún hechicero hubiera logrado encerrar varios rayos de luna en pequeños frascos. Y si queremos continuar con la magia, solo tendremos que imaginar que al girar esos ingeniosos tornillos dejamos escapar algunos rayos de más, o algunos rayos de menos, provocando así los distintos grados de iluminación.

Fuente y foto: Caroline Olsson

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...