Vinilos decorativos para el salón

Los vinilos son una buena opción para decorar tu salón. Gracias a ellos tienes muchas ideas para decorar de una forma original, limpia y dejando libre el espacio. La combinación de colores es clave, también el dibujo. Tienes muchos tipos de vinilos para decorar el comedor: florales, retro, sombras, letras chinas, etc.

En artículos anteriores ya os hablábamos de la ventaja de decorar tu casa con vinilos decorativos, en este  caso nos centraremos en salones o comedores. La ventaja del vinilo es, sin duda, crear espacios donde la imaginación y el estilo dan mucho de sí. Puedes usar fondos de flores, de macetas o plantas, de siluetas, letras chinas, etc. La idea es colocar un elemento que no ocupará espacio, no se llenará de polvo y sin duda creará un efecto óptico especial y diferente a nuestro salón.

Los vinilos son una buena opción para decorar tu salón.

Pero no solo eso, el vinilo te permite volar la imaginación y decorar tu comedor de forma original. En una pared de un solo color, por ejemplo de color gris oscuro, puedes poner un vinilo de color blanco de flores grandes que salen desde el aparador del salón, resaltarás el vinilo pero también el mueble y el rincón del salón.  También puedes usar siluetas: de personas, de ciudades (vinilos horizontales para poner en la pared por encima de una estantería, por ejemplo), puedes poner un reloj muy grande sobre una pared, etc. Lo ideal es buscar un vinilo que te guste y pintar la pared con el color que haga de la combinación el efecto que deseamos, blanco sobre gris,  rojo sobre blanco, negro sobre blanco, naranjas y ocres, etc.

Para decorar el comedor puedes usar diferentes estilos: urbano, motivos de flores, cenefas, plantas, árboles, etc. Además, puedes innovar tu salón colocando un vinilo retro, es decir, imágenes que evocan  los años sesenta o setenta, que darán a tu salón ese toque diferente y original, sin gastarte tanto dinero en un objeto decorativo de ese mismo estilo. El aire de tu salón puede cambiar totalmente si utilizas los vinilos para resaltar espacios determinados.

También tienes novedades de Ikea en lo que a adhesivos de pared se refiere, por ejemplo, tienes adhesivos para hacer de tu comedor un espacio único para tus hijos o para ti. Puedes hacer un bosque con los adhesivos de pared SLÄTTHULT. En el caso del bosque, el fondo es negro y queda realmente original, sobre todo si tienes niños, también tienes otros adhesivos de pared como: Magnolia (9,99€), amapola (7,99€), guirnalda en color negro (9,99), Minicactus (4,99€), bambús (9,99), etc. Eso sí, la pared debes tenerla limpiar y la superficie lisa, no sirve tener estucados ni papel de base, porque no se adherirán bien ni los vinilos ni los adhesivos y si los quieres despegar se te rompería el papel de la pared.

Si tienes la mala suerte de que al pegar el adhesivo a la pared se te rompe, ya que el adhesivo es fuerte, puedes usar un poco la imaginación, coloca el resto del adhesivo en la posición que le toca y pintar con rotulador permanente del mismo color que el adhesivo por encima de la raya, se disimulará perfectamente el roto. Por otro lado, puedes usar los adhesivos tanto para la pared, como puertas, como cualquier otro elemento decorativo del comedor, por ejemplo lámparas, muebles, etc.

Foto | Plage Vinilos y Decoración en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...