Consejos para evitar cortocircuitos eléctricos en casa

Los cortocircuitos en el hogar pueden ser peligrosos, pero son evitables. Revisa la instalación eléctrica, revisa los cables, evita las fugas de agua y usa el sentido común para que los aparatos no se mojen

evitar cortocircuitos

Siempre estamos hablando de decorar nuestra casa, pero a veces se nos olvida el aspecto de la seguridad. Uno de los accidentes más frecuentes es el del cortocircuito, el cual puede estropear nuestros electrodomésticos e incluso provocar incendios.

Si en tu casa ocurren cortocircuitos frecuentes, es hora de revisar la instalación eléctrica. Hoy vamos a ver algunas pautas para evitar que ocurra, aumentando así la seguridad de ti y de los tuyos.

Cómo evitar cortocircuitos en casa

Antes de hacer ninguna revisión, hay que saber lo básico. Antes de tocar cables eléctricos, hay que cortar la corriente, además de hacerlo con un calzado adecuado de suela de goma y con las manos secas.

Lo primero que hay que hacer es revisar la instalación eléctrica general del hogar. Si el piso es antiguo, es posible que el cuadro eléctrico ya no pueda soportar todos los aparatos que usamos actualmente, provocando así sobrecargas. Por ello, es mejor cambiarlo por uno más moderno.

Lo segundo que debemos hacer es revisar todos los cables de los aparatos electrónicos. Un simple cable pelado de la lavadora podría crear cortocircuitos, así que hay que mantenerlos reparados y en perfecto funcionamiento. Si no sabes reparar cables, por lo menos pon cinta aislante para evitar que quede al aire libre.

Otra cosa que hay que revisar son las fugas de agua. En algunas ocasiones, una fuga de agua en la lavadora o en la calefacción puede provocar que caiga agua sin que te des cuenta, provocando un cortocircuito. Por ello, también hay que ver que no haya ninguna fuga que pueda estar afectando a un enchufe.

En otras ocasiones, no es que se produzcan cortocircuitos, sino que simplemente saltan los plomos. En esta ocasión, suele ser por una sobrecarga en la red eléctrica, al usar demasiados aparatos al mismo tiempo que superen la potencia contratada.

Generalmente, los aparatos que más electricidad consumen son el horno y el calefactor eléctrico. Al contario de lo que dicen los dichos populares, los ordenadores y los teléfonos móviles tienen un consumo bastante bajo y no suelen ser los responsables de las sobrecargas. Para saber el consumo de cada cosa, revisa los vatios que gasta.

De este modo, evita poner el horno y el calefactor al mismo tiempo y seguramente ya evites las sobrecargas. En el caso de que tengas que encender demasiados aparatos, deberías pensar en subir la potencia contratada.

Finalmente, utiliza el sentido común, el cual significa evitar que los aparatos se mojen y usarlos con las manos secas. Por este motivo, hay que tener especial cuidado con los aparatos eléctricos en estancias como el baño.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...