¿Cuánto gastas en luz al poner la lavadora?

Lavar la ropa en frío permite cuidar las telas de tus prendas y ahorrar gran cantidad de energía al mismo tiempo. Es preciso no exceder la cantidad de detergente y tomar otras medidas

gasto de corriente de la lavadora

Lavar la ropa es una tarea cotidiana, que no implica mayor experticia. Tan solo requiere colocar cada prenda sucia en el tambor, algo de detergente, cerrar la puerta y tocar el botón de encendido. No obstante, te has preguntado alguna vez ¿cuánto gastas al poner la lavadora? Posiblemente sí, y aquí te lo decimos.

Cada aspecto asociado con la utilización de la lavadora cuesta, iniciando por la electricidad. Se dice que el gasto por el uso de este artefacto representa el 11,8% de la factura. Se halla entre los tres de mayor consumo, después de la nevera (30,6%) y el televisor (12,2%)

Investigaciones señalan que el desembolso al poner una lavadora puede alcanzar los 254 kWh al año, poco más de la mitad de lo que se demanda para iluminar una casa, que son unos 410 Kwh. La suma en euros asciende a unos 50 euros anuales, o a 75 si no es ahorradora.

El costo de usar la lavadora

Es posible reducir en un 85 % el gasto de energía con solo seleccionar el programa en frío, con el que todas las lavadoras vienen dotadas. Sin duda, la temperatura con la que se hace el lavado influye en el costo de mantener la ropa limpia y en buen estado.

En la actualidad, los detergentes son cada vez más efectivos en los ciclos de agua fría, por lo que se ha prescindiendo poco a poco de aquellos que usan líquido caliente. Se recomienda reducir la temperatura de unos 40 ºC a 15 ºC, lo que bajará el precio de las facturas, sin perder la calidad del lavado.

Una ventaja de este tipo de programas, es que al disminuir las temperaturas se cuidan mejor ciertos tipos de tela, que resultan muy delicados y corren el riesgo de decolorarse con agua caliente. Si además el aparato cuenta con el modo “eco”, no temas en usarlo. Este mecanismo ayuda a ahorrar energía sin afectar el rendimiento, ni la eficacia en su labor.

Otros trucos

Existen otras formas de ahorrar en la factura de corriente, sin sacrificar la calidad de la limpieza. Por ejemplo, coloca las prendas justas en el tambor. Tener la carga adecuada servirá para saber qué tanto detergente necesitará la lavadora, según la dureza de las telas y la suciedad acumulada. Presta atención a la etiqueta del envase para no exceder de lo indicado. Además de ayudar a proteger tu vestimenta, te permitirá ahorrar en el uso del producto.

Es posible saber la cantidad de jabón a emplear revisando los íconos que aparecen en la cesta dibujada en el empaque. Por lo general, ésta se encuentra en la parte frontal y señala tanto la dosis, como el número de veces que la ropa debe ser lavada para soltar el sucio, dependiendo de la clase de textil.

Mayor eficiencia

Aunque puede resultar un poco más costoso, el precio se diluye con las ventajas que ofrece adquirir un electrodoméstico que ostente funciones de eficiencia energética. Sin duda, la lavadora que ahorre más energía, cuidará tu bolsillo y al medioambiente. Puedes identificarlas por su etiqueta con clasificación A, de tono verdoso. Cuando se trata de un equipo muy eficiente, suele llevar escrita una A+++. Los que no lo son tienen una “C”.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...