Excelentes tips para planchar y ahorrar

Es importante que aprendas cómo ahorrar dinero mientras planchas tu ropa.

¿Cómo ahorrar dinero mientras planchas?

Existen personas que prefieren llevar todas las prendas a un establecimiento donde planchan ropa por docenas y están los que al ver la ropa que se debe planchar, le dan vueltas y vueltas escapando de tener que realizar esta labor.  

Ahora bien, en algún momento tendrás que enfrentar la tarea de planchar la ropa.

Es por ello que te presentamos estos sencillos consejos que te ayudarán a cumplir esta tarea más fácilmente.

El primer paso, y que aplica para todos los tipos de prendas, es que examines la etiqueta de estas, así sabrás las condiciones para el planchado.

A su vez, debes separar la ropa que debe tener menos calor y a la que requiera una mayor temperatura.

Hay que recordar que la plancha se calienta más rápido de lo que se enfría, así plancharás mucho mejor y ahorras energía a la vez. Manos a la obra:

Consejos para planchar y ahorrar

  • Es fundamental que tengas una superficie plana, un perfecto ejemplo puede ser una mesa, con una cobija y una sábana. Nunca puede faltar un “burro de planchar”, ya que el extremo angosto de este utensilio te permitirá planchar con más facilidad mangas, cuellos y pantalones.
  • Plancha todas las prendas por el lado contrario, sino estas adquirirán un aspecto luminoso y desgastado tras las planchadas constantes que queman el tejido.
  • El vapor o el rociador con agua, te permitirán que las pasadas de la plancha sean más eficaces, ahorrándote trabajo.  Úsalos directamente sobre la prenda antes de planchar.
  • En el turno de las camisas, es recomendable empezar por los puños, luego el cuello y las mangas, dejando de último la parte frontal y la espalda.
  • En el caso de las faldas y los pantalones, deben plancharse por el reverso y sin emplear tanto calor pasar la plancha por la parte frontal.
  • Debes conocer que el algodón al estar húmedo se plancha mejor. 
  • Al planchar la lana, tus mejores aliados serán el vapor y una temperatura levemente alta. Eso sí, utiliza un paño húmedo entre la plancha y la prenda.
  • La ropa de seda necesita una baja temperatura y humedad. Siempre debe plancharse por el lado reverso.
  • Al reparar la bastilla de una prenda, pueden quedar marcado el borde tras las planchadas. Tranquilo, estas se quitan colocando debajo un pedazo de papel aluminio y encima un trapo con amoniaco y agua.

Finalmente, enchufa la plancha lo menos que puedas y plancha toda la ropa de una vez, así consumes menos energía y ayudas al medio ambiente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...