Las originales lámparas de Ángel Tausía

lamparas
El brillante diseñador de lámparas Ángel Tausía es capaz de sorprender con elementos de una aparente sencillez que esconden una alta capacidad decorativa y una intensidad creativa que permite ver sus creaciones como verdaderas obras de arte. Las lámparas de Tausía comparten algo que las define, esa fuerza hipnótica que poseen las mejores piezas de decoración.

  • Bulbbox es un aplique de pared conformado por un marco de aluminio pintado en color blanco y cubierto por un cristal como si de un cuadro tradicional se tratase. En su interior se observa una bombilla acompañada de fragmentos de otras que ahora encuentran una nueva vida como elemento decorativo. Un cable visible forrado de intenso color rojo aporta el toque de color al diseño.
  • Outline es una divertida pieza con un objetivo más decorativo que funcional. En este caso una serie de perfiles de madera dan lugar a esquemáticas siluetas de arquitecturas iluminadas en el interior mediante una fila de bombillas LED en distintos colores.
  • Cemento se caracteriza especialmente por su gran aporte escultórico y el valor estético que lo relaciona íntimamente con el sector más brutalista del arte contemporáneo. Las bombillas tradicionales asoman a través de pequeñas ventanas abiertas en bloques de hormigón. Con diversos tamaños y texturas, así como acabados diferentes, estas piezas están fabricadas mediante técnicas tradicionales de construcción a partir de encofrados.

  • Fenda hace honor a su nombre dejando pasar el flujo de luz a través de una fina grieta. Se trata de dos piezas de madera con un acabado natural que se sitúan una junto a la otra dejando entre ellas una fina franja a través de la cual se derrama la luz. De nuevo el aspecto decorativo se superpone de forma evidente a la funcionalidad iluminativa dando como resultado una pieza que destaca la belleza natural de la madera en contraste con una luz cálida conseguida mediante una serie de luminarias LED.
  • Nimbo es la serie de lámparas de techo que propone Tausía. Destacando el aspecto ingrávido que le otorga la importante presencia del vacío en la composición, esta pieza se compone de distintas varillas de acero que se sueldan para conformar dodecaedros. La sucesión de estas figuras geométricas dan lugar a la gran forma final de metro y medio de longitud que se ancla al techo mediante fuertes cables de acero.

Via e imágenes: Ángel Tausía

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...