Mantener el frigorífico ordenado te ayuda a ahorrar energía

Disminuir los costos del servicio eléctrico es posible si se aplican sencillos trucos. Uno de ellos es ordenar muy bien la heladera. La ubicación del equipo y la correcta colocación de los comestibles ayudan.

Ordena la heladera y baja el consumo de luz

En épocas pasadas, para conservar los alimentos se cubrían de sal, un método muy económico, pero que ocasionaba la pérdida de propiedades nutricionales. La aparición de la nevera marcó pauta en este sentido, aunque su alto consumo eléctrico aún no tiene solución definitiva. Sin embargo, mantener el frigorífico ordenado ayuda a ahorrar energía.

En la actualidad, existen diversos tipos y fabricantes de heladeras. Lo común es que cada uno tenga una etiqueta con letras que van desde la ‘A’ hasta ‘F’, que identifican el grado de eficiencia energética. Es así como la primera describe un trabajo más eficaz, mientras que la F representa la escala más baja. Conocer este dato es esencial para identificar cuál será el “desempeño” del equipo en sus años de vida útil.

Tips básicos para disminuir el consumo eléctrico de la heladera

Mantener el frigorífico ordenado te ayuda a ahorrar energía de distintas maneras, garantizando un óptimo rendimiento, y un mejor uso del electrodoméstico. Toma en cuenta estos consejos y notarás la diferencia a la hora de pagar el servicio:

  • Vigilar la ubicación. Al momento de elegir la decoración de tu cocina y la disposición de los elementos en el espacio, la clave es situar el aparato enfriador alejado de fuentes de calor. Esto permitirá un mejor rendimiento, que se traducirá en un menor uso de la corriente eléctrica.
  • Cuidar los detalles. Es esencial que la puerta del artefacto no esté abierta por mucho tiempo. Anticipa mentalmente los ingredientes que requieres antes de abrirlo, así disminuirás el gasto, equilibrando la temperatura de los comestibles guardados. Relacionado con ello, debes recordar limpiar periódicamente la goma instalada en la puerta, pues acumula gran cantidad de olores y bacterias, dañándola irreparablemente.
  • Graduar correctamente. Es fundamental regular adecuadamente la temperatura de la nevera y el congelador. La primera necesita unos 7 ºC para funcionar bien, y la segunda no debe bajar de -18 ºC, pues supone un gran gasto de energía, y una deficiente protección para los productos que requieran congelación.
  • Evitar las cosas calientes. Evita colocar platillos recién salidos del horno dentro de la nevera. Esta práctica eleva la temperatura y ocasionará un mayor consumo. Sin mencionar que tus otros comestibles podrían verse afectados.

Cada cosa en su lugar

Al ordenar tu nevera conviene separar la comida, según lo que necesites. Por ejemplo, las frutas y verduras debe ir en los cajones inferiores, preferiblemente fuera de las bolsas, ya que éstas retienen humedad y las dañan mucho más rápido. Carnes y pescados pueden estar ubicados en la parte inferior o superior, según donde esté tu congelador.

En la parte media de tu nevera pueden ir los artículos que deban estar a baja temperatura, sin congelar, especialmente aquellos con la advertencia “consérvese frío, una vez abierto”. En las secciones de almacenamiento de las puertas, suelen ponerse los botes de salsas, que califican entre esos alimentos “olvidados” y que pueden dañarse sin que lo notes. No olvides botarlos.

Mantener el frigorífico ordenado te ayuda a ahorrar energía, pero también a que esté libre de malos olores. Con colocar un recipiente con bicarbonato o medio limón, bastará para absorberlos. Este último debes cambiarlo cada siete días para que su efecto sea bueno. De igual forma, conviene preservar la cadena de frío de los alimentos. Una vez que los compras llévalos lo antes posible a la nevera.

Puede que algunas sugerencias te resulten obvias, pero no siempre estamos atentos. Por ejemplo, ¿colocas los productos que acabas de adquirir detrás de los que ya están en uso? Posiblemente no, pero es bueno que lo hagas, porque los que obtuviste primero están más cerca de caducar. Así te asegurarás de comer siempre lo más fresco, mientras ahorras en la factura de electricidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...