Ocultar y organizar cables

Gana espacio y gana estética detrás de tus muebles, escondiendo y organizando cada uno de tus cables de una manera rápida, económica y sencilla.

Organizar cables

A todos nos ha pasado y seguramente nos siga pasando que detrás de los muebles del comedor o de algún dormitorio se acumulan un pelotón de cables sueltos procedentes de diferentes aparatos electrónicos. Lo que solemos hacer es conectarlos a la red y después esconder el cable a presión por detrás del mueble, pero claro, según el diseño del mismo puede ser que ese desorden siga contemplándose por la parte inferior. Y aun cuando no se aprecie para nada, bastará retirar el mueble para limpiar un poco y nos asustaremos al ver la cantidad de polvo y la maraña de cables que se entrelazan entre sí. Y lo que estoy seguro de que coincidiremos todos es que desenredar los cables uno por uno -que extrañamente, sin saber por qué siempre acaban formándose nudos incomprensibles como si detrás del mueble se desarrollara una vida inconcebible-, es una de las tareas más odiosas a las que podemos hacer frente.

Así que os traigo una idea básica que os vendrá muy bien para evitar estos nudos tan frecuentes y al mismo tiempo ocultar las malas vistas tanto por delante como por detrás del mueble. Y lo podemos hacer de la manera más sencilla del mundo. Simplemente necesitamos tapar la trasera del mueble: ese gran orificio que siempre utilizamos para pasar los cables a través, lo cerraremos con un tablón de madera de sus mismas dimensiones. Ni siquiera hará falta atornillarlo ni aplicarle ningún otro sistema de cierre; un tablón del tamaño justo y adecuado quedará más que sujeto en la trasera del mueble cuando lo coloquemos a una mínima presión. Si resulta que nuestro mueble ya viene tapado completamente o parcialmente por detrás con una bonita trasera, en ese caso procederemos directamente al segundo paso: crear dos orificios redondos en los extremos.

Lógicamente si queremos pasar los cables desde el enchufe hasta el interior del mueble, necesitaremos un pequeño agujero por donde pasarlos y si hemos colocado el tablón de madera del que os hablaba antes, nos habremos quedado sin orificios. Así que tendremos que aplicarle dos pequeños orificios a la madera y a través de ellos pasaremos los cables. Esto que parece una tontería nos ahorrará todos esos problemas que citaba al inicio. El mueble quedará totalmente despejado por la parte de atrás, todo un alivio a la hora de limpiar, y por otro lado evitaremos que los cables acaben liándose entre sí, pues cada uno de ellos irá organizadito desde su lugar de origen, atravesando el agujero, hasta el enchufe más cercano. Creedme, ideas sencillas como estas son siempre la mejor solución.

Foto: Juhansonin

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...