Una lámpara diseñada con tres frascos de cristal

Natalia Figueroa es la creadora de este diseño espectacular para la firma Artilujos: una lámpara elegante que deprende una luz cálida a través de tres tarros de cristal.

botes

Que el reciclaje ya forma parte de nuestras vidas es un hecho, pero donde más lo podemos notar es en la cocina. Concretamente con los botes de cristal. ¿Verdad que todos hemos guardado ese botijo donde venía la miel o quizá la mermelada? Son los típicos recipientes de cristal que luego las mamás emplean para guardar caldos, frutos secos o simplemente a modo de tupper. Pues bien, esos grandes tarros ahora pueden reciclarse para guardar también rayos de luz. Sí, sí… aunque suene muy novelesco, la idea es de Natalia Figueroa, una diseñadora que ha decidido reinventar los frascos de cristal y convertirlos en lámparas. Una creación, por cierto, que ha sido elaborada para la firma Artilujos.

Podemos pensar que esta originalidad no resultará del todo estética, pero qué equivocados estamos cuando vemos la fotografía. La transparencia de los tarros imita muy bien la apariencia de la bombilla clásica; y el tamaño mediano de los frascos le ofrece un toque innovador y personalizado. En este caso observamos que la elección de los frascos no ha sido al azar, sino que la diseñadora ha sabido escoger el formato ideal: son tarros medianos y además con letras en relieve para realzar la belleza del diseño final. Con la transparencia del cristal resalta el dorado de la tapa de cierre de aluminio y también contrasta con el color negro del cable y el portabombillas que se integran perfectamente en el diseño para lucir junto a él.

De esta forma, estas lámparas están pensadas para colgar a cierta distancia del techo. Podríamos emplearlas de una a una, pero la idea de juntarlas por tríos me parece que le da un toque mucho más artístico y sofisticado. El modelo final consiste pues en tres frascos de cristal que cuelgan a diferente altura, uno a 45 centímetros, otro a 55 y el tercero a 60. Una diferencia mínima pero que visualmente genera un impacto estético muy elegante. La calidez de la luz detrás del cristal resulta también muy acogedora y, si es por el precio, no nos podemos quejar esta vez porque esta auténtica maravilla tiene un coste único de 57 euros con impuestos incluidos y además… ¡envío gratuito!

Esta colección de lámparas se fabricaron concretamente para la Navidad del 2014, pero después del éxito que tuvieron podemos seguir adquiriéndolas a través de la web oficial de Artilujos. Echad un vistazo y comprobadlo por vosotros mismos: ¡son una pasada!

FOTO: http://artilujos.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...