Wi-Fi en toda la casa con los enchufes PLC

¿Tienes problemas de navegación en el hogar? ¿El Wi-Fi tiene poca cobertura en algunas zonas de la casa? Supera los obstáculos de la señal de Internet utilizando estos simple sistema PLC: la revolución digital.

Enchufe PLC

Estamos navegando tan tranquilamente por Internet desde el comedor de nuestra casa y los más de 100 megas de nuestra conexión de banda ancha parecen funcionar de maravilla, pero de pronto preferimos pasar a nuestra habitación, situada al otro lado de la casa y, en consecuencia, alejada casi completamente del router inalámbrico de nuestra compañía telefónica; y estando en nuestro cuarto resulta que la conexión se cae por momentos, baja su velocidad de navegación e incluso se pierde la señal. Y esto es así porque, pese a los miles de Megas que podamos tener, si el router está muy alejado de nuestra posición, la señal Wi-Fi se pierde, dado que para alcanzarnos debe sortear una gran cantidad de obstáculos: muros gruesos, largos pasillos, otros emisores de ondas, ventanas exteriores… Y cuando llega hasta nosotros, prácticamente podemos decir que ya no le quedan fuerzas.

¿Qué son los enchufes PLC?

Por todo ello, se han hecho cada vez más necesarios una serie de acoples llamados enchufes PLC, que podemos adquirir por nuestra cuenta para conseguir que el Wi-Fi llegue a todos los rincones del hogar. Estos acoples son unos enchufes que conectamos a la red eléctrica y a través de ellos conseguimos transmitir datos a gran velocidad. Se trata de un sistema que salió a la luz hace más de siete años como una alternativa al par de cobre, pero las compañías españolas no supieron valorar el potencial de este sistema y no llegaron a comercializarlo, seguramente para no tener que enfrentarse al poderoso sector de las telecomunicaciones. Así, siguieron trabajando con el cobre hasta que dio la máximo de sí y cuando eso ocurrió fue sustituido por la fibra óptica para ampliar el número de megas. Pero como ya avanzaba, la cantidad de Megas de nada sirve si estamos alejados del router principal.

¿Cómo funcionan?

Los enchufes PLC transmiten la información digital a gran velocidad a través de los mismos cables de la corriente eléctrica. De esta forma, cuando salieron a la luz, dado que todos los edificios por normal general vienen equipados con la instalación eléctrica correspondiente, se tenía pensado que todo el mundo tendría acceso al mundo digital, llevando la señal de Internet desde la calle hasta el interior de las casas, del mismo modo que se hace a partir del hilo telefónico. De esta forma, la instalación eléctrica de cada finca o casa serviría tanto para enchufar un despertador o una lámpara, como para conectar un cable de Internet y tener ancho de banda. La idea se desestimó, pero los famosos acoples o enchufes PLC sobrevivieron y son los que podemos observar en la imagen.

Aunque no llegaron a comercializarse, el PLC continúa vigente como un sistema para crear redes internas en el hogar que permita compartir datos entre diferentes dispositivos. Es decir, los enchufes PLC (minirouters en realidad) nos sirven para sortear los obstáculos que tiene la red Wi-Fi principal y reconducir la señal desde el router hasta las zonas de la casa con baja cobertura.

El funcionamiento es bien sencillo: actualmente los modelos de PLC constan de dos enchufes o minirouters. Uno se conecta mediante un cable Ethernet al router principal que tenemos en casa. El otro se conecta directamente a un enchufe de la pared, en aquella zona de la casa con baja cobertura donde queremos que nos llegue bien la señal de Wi-Fi. Hecho esto, debemos llevar a cabo una configuración mínima mediante una clave de acceso que nos servirá para conectar el router principal con los dos minirouters PLC. Hecho esto, utilizaremos la misma contraseña de antes para acceder a la red desde nuestro móvil, tableta o PC.

Ventajas del sistema PLC

Movistar, por ejemplo, es una compañía que comercializa estos enchufes especiales como solución para las zonas del hogar donde la señal wifi no alcanza. Pero, nosotros mismos podemos adquirir enchufes PLC en Eroski o a través de Internet, entre otros punto de venta. La primera ventaja y más importante es que contaremos con una buena señal de Internet en toda la casa, por lejos que estemos del router. Otra ventaja es que esta creación de redes internas en el hogar permite una mayor privacidad de los datos transferidos y, en consecuencia, una mayor protección frente ataques espía. Asimismo, como inconveniente cabe señalar que el rendimiento del PLC depende del estado de la instalación eléctrica de la casa.

Con todo, gracias a los enchufes PLC, conseguiremos que el Wi-Fi llegue a todo el hogar sin necesidad de mover el router de habitación en habitación buscando la mejor señal y sin necesidad de modificar la estética de nuestro hogar. Nada más fácil y limpio que aprovechar la existencia en el mercado de los muchos modelos de PLC y crear nuestra propia red interna en el hogar para disfrutar plenamente de todo nuestro ancho de banda.

Fuente: Eroski Consumer

Foto: Michel Mercier

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...