Estas son las razas de perros más adecuadas para vivir con niños

Con el cuidado y el adiestramiento adecuado, cualquier tipo de can puede adecuarse a la familia. Sin embargo, algunas son más dóciles y apropiadas para convivir con infantes.

Razas de perros que se adaptan a vivir con niños

Casi todos los chicos sueñan con tener una mascota en casa, especialmente un perrito para que sea su compañero de aventuras. Cuando se tiene la posibilidad económica y el espacio adecuado, este sueño puede convertirse en realidad. Sin embargo, aunque cualquier can puede ocupar ese rol de “amigo inseparable”, hay ciertas razas de perros que se adaptan fácilmente a los niños, ya sea por su tamaño o condiciones distintivas.

Expertos aseguran que la crianza del animal es determinante para que exista una convivencia armoniosa con los pequeños. De allí la importancia de orientarlos sobre la manera más acorde de educar al can, para que se adecué al hogar y a la vida familiar.

Mestizos: Una buena opción para los chicos

Antes de pasar por una tienda de mascotas y comprar un perro de raza pura, pregúntese si además de darle un compañero a su hijo, desea inculcarle una valiosa lección. En los hogares o fundaciones que rescatan perros abandonados, puede encontrar el ideal. Ellos suelen ser leales y agradecidos con sus amos.

Ayudar a mejorar la situación de animalitos que han pasado malas experiencias, es una acción plausible. Entre las ventajas de los perros mestizos o de razas mixtas, es que suelen ser sanos, pues no son propensos a desarrollar patologías de herencia. Aunque vendrá bien pedir información extra al cuidador.

Otras razas que se adaptan a los niños

El Bichón Maltés es un amor con los niños. Es un perro faldero que requiere de mimos y contacto humano frecuente, por lo que no le molestará la atención “exagerada” de los chicos. Es pequeño y puede vivir en un piso de escaso metraje. Es más, no lo recomiendan para el exterior. Precisa correr para quemar su energía. Sus enfermedades frecuentes son alergias, luxaciones en la rótula y cataratas.

El Bóxer también figura en la lista de perros especiales para los niños. Es paciente, protector, amoroso y siempre tiene energía para jugar. Sus inconvenientes son que babea mucho y es muy inquieto. Requiere de un líder firme que le ponga límites. Puede sufrir miocardiopatías, epilepsia, alergias en la piel y tumores. Crece hasta 65 centímetros de alto.

Su cara es de pocos amigos, pero el Bulldogs Inglés es súper cariñoso y se acopla al entorno familiar. Cuando es cachorro es muy activo, pero se va sosegando al crecer. Requiere una limpieza constante de sus arrugas para evitar infecciones. Es gentil y protector.

Más grandes

De los perros de mayor tamaño el Labrador es el amigo perfecto para los infantes. Inteligente, amigable, paciente y tranquilo. El tipo retriever a menudo lo usan de lazarillo para invidentes o otras personas con discapacidad. Cuando están viejitos pueden tornarse gruñones, pero no peligrosos. Requiere cepillado constante y sueltan mucho pelo.

El Collie y el Terranova son otros perros más altos, pero igual de dulces, inteligentes y guardianes. Ambos tienen pelaje largo y necesitan cuidado. Otras razas recomendables son el Vizsla, Boxer Americano, Setter Irlandés y aunque tenga mala fama, el Pit Bull Terrier.

Independientemente de la raza, es vital que se desparasiten y se lleven al menos cada seis meses al veterinario para chequear su salud. Mantener la higiene (baños y cepillados) también es fundamental.

Prevenir accidentes también es primordial. Evite que los infantes se acerquen cuando los perros coman, duerman o estén enfermos. Una reacción violenta puede ocurrir en esos casos. Igualmente, la supervisión de los adultos no debe faltar cuando se trate de menores de cinco años de edad. Para un mejor resultado, aplique consejos para cuidar a la mascota y algunos tips para que los perros no acaben con el jardín. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...