Oficinas del futuro. Así serán nuestras empresas

Las paredes, los cables, los ordenadores… Todo eso quedará obsoleto en unos 10 años. Los sitios de trabajo se reinventan hacia la automatización, la sostenibilidad y la realidad aumentada.

Así serán las oficinas del futuro

El Internet de las cosas labra su camino hacia las oficinas. Pantallas táctiles con reconocimiento de rostro, luces que pueden controlarse desde teléfonos inteligentes y sistemas de monitoreo automatizados, son algunas de las novedades que comienzan a instaurarse en las empresas.

En las oficinas del futuro no sólo predominará la comodidad y funcionalidad. Las áreas estarán permanentemente conectadas y los recursos hídricos podrán manejarse a través de dispositivos móviles. Esto con el propósito de abaratar costos y reforzar la conciencia ecológica, avanzando hacia un modelo más sostenible y eficiente.

Las paredes y los cables desaparecerán. Se diseñarán espacios más abiertos y se dará más relevancia al trabajo colaborativo, a través de la nube. Incluso, el teletrabajo cobrará más protagonismo, para afianzar la comunicación y el intercambio de información a escala global. Pero hay mucho más.

Organizaciones como IBM ya ofrecen herramientas que acercan a este modo de acción. Su software Watson Workspace emplea un chat con capacidades cognitivas, que puede destacar los puntos resaltantes de un diálogo e incluso resaltar las actividades más urgentes del día.

¿Cómo serán las oficinas del futuro?

Más que el salario, los trabajadores valorarán las herramientas tecnológicas que les sean proporcionadas para el cumplimiento de sus objetivos. De allí que muchas organizaciones están invirtiendo en la adecuación de sus instalaciones, valiéndose de modernos recursos como los que se mencionan a continuación:

  • Pantallas reales y virtuales. Con ellas se da cabida a la realidad aumentada para, por ejemplo, manipular mejor los ficheros. No sólo Apple se está esforzando por afianzar este mecanismo. Emprendedores como Meta trabajan en él. Esta empresa estadounidense creó unas gafas de realidad virtual, con las que los usuarios podrán ver la realidad desde varias pantallas, pudiendo manejar archivos sobre hologramas superpuestos en el mundo real.
  • Objetos holográficos. Los hologramas les servirán a los empleados para llevar a cabo múltiples tareas, entre ellas organizar la papelería en estantes virtuales.
  • Buscadores virtuales. Los ordenadores ya no serán tan indispensables. Las pantallas con Internet virtual permitirán navegar por toda la red con sólo usar los dedos. Sin teclados ni otros artilugios.
  • Aplicaciones móviles. Los Smartphones serán los reyes. Con sus Apps se podrá regular la iluminación el agua, la luz, la temperatura y, mejor aún, abrir y cerrar las cerraduras de las gavetas.

Más que tecnología

Las oficinas del futuro cambiarán en todo sentido. Tanto los procedimientos como su entorno darán un vuelco del 360°. Los cambios de generación irán exigiendo mejoras en torno a ubicación, sostenibilidad, bienestar y seguridad.

Muchos arquitectos han hecho sus planteamientos. Norman Foster, creador del Campus 2 de Apple en California, aboga por el diseño de estancias más verdes, que ayuden a atajar las consecuencias del cambio climático. Mientras, Tanya Wood, supervisora de espacios laborales en Londres, propone áreas que se complementen con la vida en el hogar.

Wood es partícipe de proporcionar sitios confortables, donde se pueda pasar muchas horas sin tanta formalidad. Así, podrían haber oficinas con gimnasio, bancos, peluquerías, habitaciones y zonas de recreación.

También se verán oficinas más adaptadas a las personas con discapacidad, diseños más expuestos al sol, edificios con amplia conectividad, zonas que ayuden a potenciar la innovación y el conocimiento… En síntesis, oficinas convertidas en enormes salas de reuniones con tecnología, sostenibilidad y automatización.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...