Cinco consejos para cambiar la fachada de una casa

Con el correr del tiempo las fachadas se van decayendo, los pequeños problemitas poco a poco se van convirtiendo en grandes problemas y, cuando nos queremos dar cuenta, el aspecto exterior de nuestro hogar ha quedado realmente feo. Para que eso no suceda, en este post conoceremos algunos consejos útiles para darle un lavado de cara al exterior de nuestro hogar.

En lo que refiere a decoración de exteriores, uno de los puntos más fuertes es el de las fachadas de las casas. Con el correr del tiempo se van decayendo, los pequeños problemitas poco a poco se van convirtiendo en grandes problemas y, cuando nos queremos dar cuenta, el aspecto exterior de nuestro hogar ha quedado realmente feo.

Cinco consejos para cambiar la fachada de una casa

Para que eso no suceda debemos estar atentos y realizarle un mantenimiento constante. Sin embargo, si sucedió, no hay de qué preocuparse porque algunos simples consejos nos permitirán darle un lavado de cara a nuestra fachada.

Lo primero que podemos hacer es cambiar la puerta de entrada de la casa. Esta es, generalmente, lo primero que la gente ve cuando se para delante de nuestro hogar, razón por lo que si contamos con una buena y linda puerta lograremos que la primera impresión sea optima.

Para estas puertas, los colores fuertes y vivos en brillo son bastante populares en la actualidad. Pero si, en cambio, optamos por un estilo más clásico, el negro es siempre una apuesta segura. En caso de que prefiramos un color más contemporáneo, entonces lo mejor será escoger tonalidades lavadas, apagadas o mate.

Otra cosa que suma mucho en esta apuesta es colocar al lado de la puerta, en un sitio visible, el número o el nombre de la casa. Hay en el mercado muchos y diferentes tipos de estas placas.

El segundo consejo es cuidar la iluminación. Como ya hemos visto en muchos casos, esta es fundamental tanto en el interior como en el exterior de un hogar. Es por eso que lo mejor es colocar un punto de luz a cada lado de la puerta para dar simetría. En caso de que se trate de en una entrada con pórtico, también podemos poner un farol. Otra buena alternativa es ocultar las luces en los árboles o disimularlas en el camino del jardín.

Otra cosa importante es limpiar muy bien el camino de acceso a la puerta principal. Ya sea que se traten de escalones, un camino, un garaje, ascensor o pasillo, este espacio debe estar siempre limpio y despejado, sin hojas ni basura. En este contexto es importante no olvidarse de colocar los coches, las bicicletas o cualquier otro tipo de accesorios en su sitio, evitando que aparezcan en el medio del camino.

El cuarto consejo es cambiar el aspecto de las ventanas. Ya hemos hablado de esto en algún otro post, ya que los cristales sucios tienen la capacidad de darle a la fachada de nuestro hogar un aire de tristeza. Para que eso no suceda, los mismos deben limpiarse con regularidad, e incluso pintar los marcos de las ventanas del mismo color de la puerta principal o de acuerdo con el color de la fachada. En este sentido, también es importante que cortinas y persianas combinen con todo el contexto.

Finalmente, añadir un poco de verde es siempre un arma infalible. Las fachadas llenas de plantas coloridas y los setos resaltan el frente de una casa.

Vía │Decoracion hogar
Foto│ Enlacepr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...