Mantenimiento y cuidado de las fachadas

La fachada de una casa es un factor muy importante, pero no solo desde el aspecto decorativo. Una fachada en buen estado nos asegura un interior en óptimas condiciones. A partir de ello es importante que eliminemos o evitemos problemas tales como grietas o fisuras. Para ello, una buena opción es la utilización de revestimientos antigrietas y barnices especiales para proteger el exterior de nuestros hogares.

Mantenimiento y cuidado de las fachadas

Cuando hablamos de fachadas generalmente nos hacemos referencia al modo decorativo de esta, incluso cometemos el error de ver a las fachadas desde solamente ese punto de vista. Sin embargo, el exterior de una casa es mucho más importante que el hecho meramente decorativo. Una fachada es la principal arma de protección de una vivienda. La forma y condiciones en las que se encuentran serán fundamental para el estado de la parte interna de un hogar.

Si la fachada cuenta con grietas, fisuras o cualquier otro desperfecto, lo más posible es que en el interior nos encontremos con diferentes problemas, llámense humedad, desprendimiento de la pintura en las paredes, etc.

Es por ello que es si bien es interesante elegir la forma en la que decoraremos el exterior de una casa, más importante es que mantengamos la fachada en optimas condiciones, realizándole un buen mantenimiento.


Generalmente, uno de los problemas más frecuentes es la aparición de fisuras y grietas, generadas por las condiciones climáticas. Evitar la aparición de estos problemas, incluso solucionarlos es una tarea muy simple.

Por empezar podemos utilizar revestimientos antigrietas, los cuales nos protegerán de la aparición de grietas o fisuras, aunque también son útiles para subsanar el problema, y permitir más tarde pintar sobre la superficie.

Además, estos revestimientos antigrietas suelen conseguirse en diferentes tonalidades y pueden aplicarse sobre diferentes materiales. Entre sus características encontraremos que son impermeables, protegiendo a la fachada del agua y la aparición del moho.

Por otra parte, cuando hablamos de que estos revestimientos sirven también para subsanar la grieta, esto es porque cubren el hueco, protege los bordes y evita que continúe expandiéndose la grieta.

Para aplicar este mencionado producto, lo recomendable es que limpiemos muy bien la fachada para que no queden restos de polvo o suciedad, eliminando además los restos de otros materiales como la pintura o el barniz. Luego será necesario que estemos completamente seguros de que la superficie este seca, por lo que también es importante que no coloquemos el material si hay riesgos de lluvia.

El producto puede ser colocado con la ayuda de un rodillo, de una brocha o a pistola, previamente diluido en agua según las recomendaciones del fabricante, que aparecerán en el frasco.

Por último, también es importante que protejamos los elementos decorativos de las fachadas. Con ello me refiero a que materiales como la piedra o el mármol deben ser cubiertos con barnices especiales para exteriores, ya que estos tienen buena fijación, impidiendo que el polvo y la suciedad se adhieran a la superficie.

Foto: Fachadas por arteyfotografia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...