Feng Shui en casa en 10 pasos

Contar con toda la energía del Feng Shui en nuestro hogar no es una tarea difícil. Existen 10 normas básicas que rigen la decoración y fluidez del Feng Shui a partir de las cuales lograremos que cada ambiente de nuestro hogar este reflejado por esta técnica milenaria.

En nuestro Blog le hemos dedicado mucho espacio al Feng Shui. Hemos aprendido desde diferentes post las formas de decorar cada una de las habitaciones de nuestra casa de modo que estas puedan gozar de toda la energía que entrega esta técnica milenaria. Nos hemos dedicado al Feng Shui en los dormitorios, en el baño, en el salón, etc.

Feng Shui en casa en 10 pasos

En esta oportunidad la propuesta es diversa, ya que en lugar de dedicarnos a conocer al detalle diferentes aspectos del Feng Shui en cada una de las habitaciones de un hogar, vamos a conocer, a partir de 10 simples pasos, la forma más sencilla de que toda nuestra casa goce de la energía del Feng Shui.

En realidad hablamos de 10 normas básicas que rigen la decoración y fluidez del Feng Shui en el hogar, creando espacios más puros y confortables.

Entrada: El acceso a una casa define la energía que ingresará en esta y en cada uno de sus habitantes. Es por eso que según la idea del Feng Shui, el ingreso a un hogar debe estar compuesto por entornos amplios y fluidos que permiten una mayor entrada de energía.

Ubicación: Una ubicación con características óptimas debe contar con tránsito, movimiento, luz natural, exposición, y un acceso amplio y visible.

Interior: En el interior de un hogar lo mejor es elegir un punto central, a partir del cual girará el resto de la decoración y distribución del hogar.

Orientación: Como hemos visto en más de un post anterior, el Feng Shui considera cinco tipos básicos de energía relacionados con cada uno de los puntos cardinales: fuego, tierra, metal, agua y madera. En este punto es importante saber que el sur representa el fuego; este y sudeste la madera; oeste y noroeste el metal; el norte el agua y el sudoeste y nordeste la tierra.

Austeridad: La idea de austeridad en el Feng Shui se refleja en la no acumulación de objetos a los que no le damos uso o funcionalidad.

Orden: Para que una casa pueda gozar de toda la energía y las ventajas del Feng Shui debe estar en orden y limpia.

Color: Los colores influyen de manera positiva o negativa. Por ejemplo: Casas con fachadas al sur deben ser pintadas del color del fuego, el rojo. Lo mismo en el resto de las orientaciones, respetando los principios de la orientación.

Iluminación: En este aspecto es indispensable que el hogar cuente con una importante iluminación natural.

Decoración: El Feng Shui no está ligado a un estilo determinado, sino a una serie de ritmos, armonías, iluminación, etc.

Cambios: La decoración y la distribución del mobiliario debe cambiarse ya que los ciclos de energía cambian, se renuevan.

Fuente: Decoestilo
Foto: Feng Shui Jason Groton en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...