Cómo cambiar un grifo con pérdidas

Hoy repararemos uno de los problemas que, aunque no lo creamos, más derroche de agua genera, y con ello, incrementa nuestra factura de consumo. Estamos hablando de las goteras en los grifos. En caso de que encontremos alguna fuga, a continuación, un método fácil y efectivo de terminar con ellas.

 

Goteras

Goteras

En nuestro constante intento de colaborar con el medio ambiente, pero sobre todo con el de acabar con los gastos innecesarios de nuestros bolsillos, hoy repararemos uno de los problemas que, aunque no lo creamos, más derroche de agua genera, y con ello, incrementa nuestra factura de consumo. Estamos hablando de las goteras en los grifos. Una pérdida en cualquiera de las griferías de nuestra casa, además de molesta, es un constante derroche de agua, totalmente innecesario. Por ello, debemos prestar atención a desagües de baños y cocinas, juntas de grifos, para que no presenten pequeñas fisuras, y con ellas perdidas sustanciales de agua. Recordando que, generalmente, los grifos gotean cuando se deteriora la zapata. En caso de que encontremos alguna fuga, a continuación, un método fácil y efectivo de terminar con ellas.

¿Qué debemos hacer? Por empezar, algo muy sencillo, cerrar bien la llave de paso para que el agua que se encuentre en la tubería salga a través del grifo que vamos a arreglar, y, de esta forma, poder trabajar correctamente.

Luego deberemos comenzar con desmontar el grifo, para ello tendremos que desmontar las llaves, levantando con un cuchillo, o cualquier otro elemento con punta, las tapas de plástico que tapan los tornillos. Quitaremos los tornillos y sacaremos, realizando bastante fuerza, las llaves. Con una llave plana adecuada (o llave inglesa) según el modelo, aflojaremos la tuerca que sujeta el tubo de salida del agua, desmontando, a continuación, completamente el mecanismo interior del grifo.


Grifo con perdidas

Grifo con perdidas

Como dijimos al comienzo, por lo general, las goteras en los grifos se producen por un mal estado de la zapata, la misma la encontraremos en la parte inferior del mecanismo, deberemos sacarla, retirándole la tuerca que la sujeta. Por supuesto, deberemos de sustituir la pieza vieja por una nueva y en buen estado, de las mismas dimensiones. Un consejo es utilizar las de goma o plástico, ya que las de cuero se estropean mucho con el paso del tiempo y el uso. También cambiaremos la junta que impide que el agua se salga por entre el mecanismo y el bloque del grifo. Lo siguiente que debemos realizar es la  sustitución de  la tórica. La misma se encuentra en el cuello del grifo, sobre su base, y sirve para que no se pierda agua por la base. Tenemos que tener en cuenta que debe entrar un poco justa por el tubo para que encaje bien.

Lo último que tendremos que hacer es volver a poner cada pieza en su lugar, y, de esa manera, habremos solucionado la gotera de nuestro grifo. Animándome a decir, que en la próxima factura de agua, el importe será agradablemente inferior. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...