Cómo instalar un calentador de gas

Paso a paso: todo lo que necesitas para cambiar e instalar un calentador de gas en el hogar. ¡Rápido y fácil!

Qué rabia da eso de estar duchándose relajadamente un día de invierno con agua templada, o caliente para los más frioleros, y que de pronto se produzca un fallo en el calentador –vete tú a saber el motivo- y arruine nuestro baño, además de darnos un tiritón de frío porque el primer chorro de agua helada no te lo quita nadie. A menudo puede que se trate de un simple apagón que resolveremos fácilmente observando nuestro calentador y, si se ha apagado, volviéndolo a enchufar; pero en otras ocasiones será necesario la sustitución de alguna pieza o, lo que es peor, el cambio definitivo de todo el calentador.

En este último caso, si ya hemos adquirido nuestro nuevo calentador y queremos instalarlo personalmente, la instalación de un calentador de gas es una de las tareas domésticas más sencillas que podemos encontrar, pese a que sea un aparato que nos intimida bastante en términos de seguridad del hogar. Veamos los pasos que debemos realizar para la sustitución del calentador. Tiempo aproximado: una hora.

En primer lugar, desmontaremos el calentador viejo: le quitaremos la carcasa delantera para acceder al interior y poder quitarle sin problema todas las gomas y tornillos que lo fijan en la pared. Desmontaremos pues todas las tomas: agua fría, agua caliente y gas. Es indiferente saber cuál es cuál en este punto; lo importante será saberlo más tarde cuando volvamos a colocarlas.

Una vez desanclado el calentador de la pared, instalaremos el nuevo calentador. Medimos los agujeros y si nos cuadra con el calentador antiguo perfecto… si no tendremos que cuadrarlo donde estaba el antiguo y señalizar los nuevos agujeros para colgarlo. Muy importante que dejemos en la salida de gases (parte superior del calentador) una distancia mínima de 30 centímetros.

El calentador nuevo también vendrá armado completamente con la tapa embellecedora, tendremos que quitar esta tapa para acceder al mecanismo interno y para ello buscaremos sencillamente alguna rosca o tornillo que nos lo permita (echad un ojo a las instrucciones). Colocamos el calentador en la pared y volvemos a montar todas las gomas en su sitio. Para los que no conocen el orden de estas tomas, mirando de frente la pared hallaremos de derecha a izquierda: entrada de agua fría, entrada de gas y salida de agua caliente. De este modo, agua fría es el tubo de la derecha. Entrada de gas el del centro. Y salida de agua caliente el tubo de la izquierda. En cualquier caso podemos consultar en nuestro manual de instrucciones y hacer uso de las piezas complementarias que puedan venir en el pack de instalación de nuestro calentador, según indicaciones del fabricante.

Fijamos bien cada toma, montamos de nuevo la tapa embellecedora y ¡a disfrutar nuevamente de nuestra ducha caliente!

Vídeo: Youtube

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...