Cómo reparar una cisterna

Hace un tiempo atrás aprendimos a colocar nuestro nuevo inodoro en nuestros baños. Espero no sea vuestro caso, pero generalmente uno de los grandes problemas que, tarde o temprano, presentan estos artefactos son la rotura de la cisterna. Lo bueno de este inconveniente es que es de muy fácil solución

Cómo reparar una cisterna

Cómo reparar una cisterna

Hace un tiempo atrás aprendimos a colocar nuestro nuevo inodoro en nuestros baños. Espero no sea vuestro caso, pero generalmente uno de los grandes problemas que, tarde o temprano, presentan estos artefactos, son la rotura de la cisterna. Lo bueno de este inconveniente es que es de muy fácil solución. Lo primero que debemos saber es que, generalmente, las razones más habituales de este problema son tres: el deterioro del flotador, el de la válvula de entrada, o el del mecanismo que controla la descarga. A continuación haremos una breve descripción, paso a paso, de cómo solucionar dichas situaciones.

¿ Cómo nos damos cuenta de que algo esta fallando ?

La forma más fácil es prestarle atención al ruido y la perdida de agua que genera. Si se nota un ruido constante o perdida de agua, es que estamos en presencia de alguno de los tres problemas habituales. La entrada de agua es controlada por el flotador y la válvula. En alguno de los casos puede ser que el flotador no haga la suficiente presión para cerrar o que la propia válvula no funcione. En caso de que la válvula de descarga este rota, notaremos un ruido continuo de agua.

Sustituir el flotador

Lo primero será sacar la tapa de la cisterna, antes cerraremos la llave de paso de agua. Retiraremos el sistema de embellecimiento que usamos para descargar la cisterna, se eleva el tirador y con un alicate lo haremos girar para separarlo; luego desenroscaremos la pieza de terminación sujeta a la tapa del inodoro, sacaremos la tapa de la cisterna para poder trabajar en su interior. Tomaremos el flotador y lo reemplazaremos por uno nuevo. Antes de colocar la tapa de la cisterna, tendremos que abrir la llave de paso del agua nuevamente y comprobar que el flotador corta correctamente el paso del agua, una vez se ha llenado el tanque. Si notamos que se llena demasiado, habrá que doblar la varilla para que corte antes.


Cambiar la válvula

Al igual que cuando deseamos sustituir el flotador, lo primero será cortar el paso del agua para poder trabajar correctamente. Luego tendremos que desmontar el sistema de entrada, que seguramente encontraremos a un lado de la cisterna. Desenroscamos la tuerca y extraemos el mecanismo, colocando el nuevo sistema. Tendremos que poner cinta de teflón en el lugar donde se inserta la tuerca que sujeta la válvula a la tubería. Volvemos a fijar las tuercas y controlamos que haya quedado todo bien dispuesto. En algunos modelos, el problema de la válvula se soluciona limpiando o cambiando sólo la junta de goma sobre la que presiona el brazo del flotador.

Valvula y flotador

Válvula y flotador

Cambiar el mecanismo de descarga

En este caso es importante averiguar si es la goma que cierra el paso la que está rota o si es una rotura de cualquier otra parte del descargador

Como siempre, cortamos el agua y, en este caso, vaciamos totalmente la cisterna. Si lo que haremos es sustituir la pieza de goma, tendremos que desenroscar el cargador y no será ningún problema cambiar la pieza de goma.
Si tendremos que cambiar el sistema entero, lo que tendremos que hacer es desalojar las tuercas externas y las que unen el descargador con la cisterna y colocar el nuevo mecanismo.

Consejos

  • No es conveniente utilizar el inodoro como papelera, ya que no todos los papeles se deshacen igual con el agua y pueden acabar provocando problemas, sobre todo si no existe una buena conexión con la bajante o ésta es muy antigua.
  • En todos los trabajos de arreglo de la cisterna debemos desaguar por completo y cerrar la llave de paso.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...