Desatasca las tuberías con remedios caseros

Seguro que se te ha atascado el fregadero en el momento más inoportuno y has llamado al fontanero que tardó más de un día en llegar. La próxima vez, intenta desatascarlo tu misma con estos consejos

tuberias

Los atascos de las tuberías son mucho más frecuentes de lo que realmente parecen. En realidad, todo ello se produce por una acumulación de residuos, como pueden ser los restos de comida en la cocina; o los pelos en los baños. Por mucho que limpies, no siempre puedes evitar que una tubería se atasque y hoy tenemos algunas ideas para aquellos casos en los que te encuentres de bruces con esta situación en tu casa.

Seguro que se te ha atascado el fregadero más de una vez y no has sabido que hacer. No te preocupes, con los siguientes consejos lo tendrás todo controlado la próxima vez que te ocurra y, además, aprovechamos a darte algunas ideas para evitarlo en futuras ocasiones. ¿Listo para saber cómo enfrentarte a las tuberías atascadas?

Evitar atascos en las tuberías

Pero antes de darte unos consejos para desatascar las tuberías, te voy a dar otros consejos para que evites que se atasquen:

  • No tires restos de comida por el fregadero, pues se puede ir formando un tapón y al final llegará el atasco. es aconsejable que tengas una tapa con agujeros para evitar que se cuelen trozos grandes de restos de comida.
  • No tires aceite de sobras por el fregadero pues se va pegando a las paredes y al final entre aceite y restos de comida se formará el tapón.
  • El jabón de lavar los platos también va formando pequeñas películas que si no se tiene cuidado terminan por atascar el fregadero. Para que no te ocurra es necesario que cada mes pongas agua con sal a hervir y la tires por el fregadero para limpiar los restos que puede haber en las cañerías.

Técnicas para desatascar tuberías

Cuando ya se ha producido el atasco, lo mejor es que intentes desatascarlo tú mismo con estos trucos que te mostramos a continuación. En realidad, todos ellos son trucos caseros que te servirán para evitar tener que llamar al fontanero de primeras. Así que, si crees que puedes ser un manitas de la fontanería y quieres probar a ahorrarte un buen dinero, toma nota de lo que viene a continuación:

  1. Con un desatascador o chupón. Este es el truco de toda la vida. Para usarlo llena el fregadero con un poco de agua y coloca el chupón rodeando el orificio del desagüe. Tapa con un trapo el respiradero (es el orificio de arriba por donde traga el agua en caso de desbordamientos). Empuja el chupón hacía arriba y abajo `para hacer presión para que el atasco se vaya. Si consigues que el agua se vaya, es recomendable que calientes agua con sal y la eches por el fregadero para evitar futuros atascos.
  2. Bicarbonato y vinagre. El bicarbonato, el vinagre y el agua caliente te ayudaran a desatascar tu fregadero. En primer lugar tienes que sacar la rejilla protectora del fregadero y echar un vaso de bicarbonato por la tubería. Seguidamente echa un vaso de vinagre. Verás que se forman un montón de burbujas, pero no te asustes, es normal .Déjalo actuar durante 15 minutos. Finalmente echa agua hirviendo por el fregadero para eliminar cualquier posible resto que pueda haber quedado. Finalmente abre el grifo para comprobar que el agua ya no se estanca.
  3. Limpieza manual. Muchas veces, el atasco se produce en el sifón del fregadero. Desatascarlo nos será más fácil pues los sifones tienen un tapón de rosca. En primer lugar cierra el agua del grifo y coloca un cubo debajo del sifón. Desenrosca y ten cuidado pues el  contenido del tapón y el agua acumulada caerá en el cubo. Limpia todo bien y vuelve a poner el tapón de rosca.
  4. Con un alambre. El truco del alambre consiste en meter un alambre por la tubería y empujar para lograr desalojar el tapón. Tienes que hacerlo con cuidado para que el alambre no se te quede dentro. Puedes torcer un poco la punta del alambre para intentar agarrar mejor lo que esté formando el atasco.

La próxima vez que se te atasque el fregadero, acuérdate de los siguientes consejos antes de llamar al fontanero. Y si ninguno de ellos funciona, entonces sí que tendrás que contratar a uno de estos profesionales pero, al menos, habrás sabido que has intentado ser el manitas perfecto para tu hogar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...