Cómo desatascar tuberías

Que se atasque una tubería es una de las averías más frecuentes en casa. Hoy te enseñamos diferentes fórmulas para enfrentarte al problema.

tuberias atascadas

En nuestro blog ya hemos hablado de cómo desatascar un fregadero, uno de los lugares donde habitualmente vemos como los restos de comida hacen de las suyas y acaban por generarnos un gran problema. En realidad, cuando hablamos de desatacar tuberías, bien podríamos referirnos a las tuberías del fregadero, pero hay muchas otras tuberías que por la razón que sea, pueden acabar atascadas. Por ejemplo, la tubería del lavamanos, la tubería del lavadero, o incluso las que tienen que ver con la ducha y el váter. Así que si en algún momento te ocurre algo con ellas, en el artículo de hoy vas a poder descubrir las principales soluciones a tu problema.

Lógicamente, cuando hay una tubería atascada, puedes llamar a un fontanero. Pero como ya dijimos en más de una ocasión cuando se trata de los problemas de la casa, casi siempre llegan en los peores momentos: fuera de horarios laborables o en festivos en los que no se trabaja. Además, las tocadas economías de los españoles por la crisis, no siempre se pueden permitir esta clase de imprevistos del hogar. En ese sentido, una solución casera que funcione, siempre es bien acogida por todos. Así que pasemos a ver algunas de las más útiles cuando tenemos tuberías atascadas.

Desatascador de tuberías

En el mercado existen productos de uso doméstico, y también de uso industrial que sirven para desatascar tuberías. Utilizar uno u otro va a depende mucho de la avería que haya ocurrido en nuestro caso. Generalmente, un desatascador doméstico es capaz de eliminar el problema en la tubería si se trata precisamente de algo habitual en el hogar. Sin embargo, a veces los problemas con las tuberías que se atascan tienen que ver con una mala instalación que no es capaz de echar toda el agua que entra por ellas. En ese sentido, si por ejemplo vives en un edificio en los primeros pisos, podría darse el caso de que la avería venga por residuos que se han almacenado en la parte inferior pero que han venido desde arriba. En esos casos, es difícil que un desatascador doméstico te ayude a solucionar el problema. ¿Y qué puedes hacer? Pues acudir a una ferretería o a una tienda de material de construcción y bricolaje en busca de un producto más potente.

En todo caso, ten en cuenta que todos estos productos que sirven para desatascar tuberías tienen muchos compuestos químicos que podrían dañar la piel e incluso ser perjudiciales para las vías respiratorias. Por esa razón, es siempre importante seguir las instrucciones de seguridad que vienen en el envase, y sobre todo, mantenerlo fuera del alcance de los más pequeños. Si te sobra, guárdalo en un lugar seco y oscuro y en estanterías superiores para que los niños no puedan acceder a él.

Desatascar tuberías con métodos caseros

tuberias llave

Sin embargo, si no quieres comprar productos específicos como un desatascador de tuberías, hay otros trucos caseros que pueden ser de tu interés. De hecho, hay dos opciones cuando hablamos de tuberías atascadas. La primera de ellas tiene que ver con aquellas a las que tenemos acceso al desagüe, como por ejemplo en el lavabo. La segunda, con las que no nos permiten de algún modo acceder fácilmente a éste. ¿Qué hacer en cada uno de los casos? Te lo explicamos con detalle a continuación.

Desatascar tuberías en el desagüe

Los desagües incorporan generalmente unos tornillos que puedes manipular fácilmente con el destornillador adecuado. En ese sentido, tan solo habrá que abrirlo para poder acceder a él. Una vez lo hayas abierto, con la ayuda del propio destornillador, o con otra herramienta que te haga de palanca, habrá que eliminar todos los restos que se han concentrado ahí y que son los que impiden que el agua circule con normalidad, y por lo tanto, que se produzcan los atascos y las inundaciones en pequeña escala.

Desatascar tuberías sin desagüe

Todas las tuberías tienen desagüe, pero éste no siempre nos es accesible. En ese sentido, si te encuentras con este caso, lo más recomendable es utilizar una mezcla que ayude a eliminar los restos que están bloqueando el paso del agua en la tubería. Si no vas a utilizar un desatascador comprado, puedes crear uno casero. Los ingredientes que la mezcla debe llevar son levadura química y vinagre. Con esto, generarás toda una serie de ácidos que serán capaces de eliminar la suciedad que está ahí concentrada. Además, si eres de los que apuestas siempre por el bicarbonato, entonces deberías echar un vistazo a las propuestas que también lo incluyen como ingrediente en sus mezclas. Bastará con mezclarlo con agua o vinagre para tener un resultado óptimo en caso de atascos no demasiado complejos.

La prevención es el mejor aliado para evitar los atascos

tuberias

Aunque después de leer nuestro artículo sobre cómo desatascar tuberías con las opciones que existen a un desatascador de tuberías comprado puede que te parezca sencillo salir del apuro, en realidad lo más aconsejable es prevenir los atascos. Al fin y al cabo, todos los productos químicos que se utilicen van a pasarle factura a la instalación, y mantener los atascos durante mucho tiempo también podría dañarla. Eso significa que puede que después, el remedio rápido con el que hemos dado no sea suficiente y tengamos que hacer una gran inversión en cambiarlo todo para que funcione bien. La instalación de agua, si se cuida siguiendo pautas básicas, puede durar toda la vida. De hecho, hay casas antiguas que aún conservan la original. Eso sí, para lograr eso, tenemos que prestar atención a:

  • Evitar que se cuelen cualquier tipo de residuos por los desagües y tuberías generales del agua. Esto vale tanto para la cocina como para el baño. En estos dos lugares es por lo general donde se presentan los mayores problemas, ya que es habitual que restos de comida o pelos acaben en el desagüe.
  • Seguir un mantenimiento en el caso de las Comunidades de vecinos. Para evitar los casos que hemos expuesto en los párrafos superiores, es importante que se haga un mantenimiento de las instalaciones, comprobando que sobre todo, la parte baja de la tubería, no presenta ningún problema. En el caso de las tuberías exteriores, a veces las fugas se producen por exceso de presión en el tubo al encontrarse el agua un obstáculo. Como no puede rebasarlo, acaba buscando su sitio y se rompe. En cuanto de detecte una de estas tuberías, debe procederse a cambiarla de inmediato ya que el problema persiste.
  • Utilizar de manera frecuente limpiadores no corrosivos: dar de vez en cuando una limpieza a nuestras tuberías con productos que se encuentran en el mercado y no son corrosivos es también una buena idea. De esta manera, cualquier descuido que nos haya pasado aún tomando precauciones no será un problema futuro.

¿Has tenido alguna vez un problema relacionado con desatascar tuberías? ¿Qué has hecho en tu caso? ¿Conocías ya todos estos trucos?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...