Mantener en buen estado las cañerías, evitar olores y ruidos extraños

Para solucionar pequeños problemas y, al mismo tiempo, poder evitar futuros males peores, a continuación una serie de recomendaciones para mantener en buen estado las cañerías del hogar.

Mantener en buen estado las cañerías, evitar olores y ruidos extraños

Mantener en buen estado las cañerías, evitar olores y ruidos extraños

Las cañerías son muy importantes en las estructuras de los hogares, mantenerlas en buen estado nos permitirá ahorrarnos muchos problemas y dolores de cabeza. Una cañería dañada puede significar tener que romper un piso o una pared para su refacción, lo que se traduce en un importante gasto económico y de tiempo.

Además de estos problemas, un poco más graves, las cañerías también presentan otros un tanto más fáciles de solucionar: Malos olores, ruidos extraños al abrir o cerrar los grifos, entre otros.

Por eso, para solucionar estos pequeños problemas y, al mismo tiempo, poder evitar futuros males peores, a continuación una serie de recomendaciones para mantener en buen estado las cañerías del hogar.


En muchos casos, al abrir los grifos del baño o la cocina, pueden detectarse fuertes olores desagradables que provienen de las cañerías. Esto, generalmente tiene que ver con en muchos hogares se suele tener la mala costumbre de utilizar los desagües como tacho de basura.

Eso, lo que provoca es que los residuos se atasquen, y al descomponerse produzcan malos olores, que son los que luego experimentamos cuando suben por el sumidero.

En estos casos, generalmente los residuos quedan atascados en el sifón. El sifón es ese tubo que comúnmente se encuentran en forma de S o P, y que tienen la función de unir al desagüe con la tubería, impidiendo la salida de gases al exterior.

Cuando los restos quedan instalados en dicho lugar, la solución es realmente sencilla. Solo debemos quitar el tapón del sifón una vez al mes y realizarle una buena limpieza.

Si el tapón es Integral, tendremos que desmontarlo completamente y controlar que las juntas no estén deterioradas. Si es así habrá que cambiarlas. Si se trata de un sifón con Tapón de Registro, será muy sencilla la limpieza. Pero si en cambio se trata de un sifón de botella, para limpiarlo tendremos que aflojar un tornillo y quitar la base.

Otro de los problemas vinculados al sifón y los malos olores puede producirse porque el agua–barrera, que impide el ingreso de gases desde la tubería, se evapora. Esto sucede si, por alguna razón, la llave de paso del agua se cierra por un largo periodo de tiempo. En dicho caso tendría que ser suficiente abrir la llave de paso y dejar salir un buen chorro de agua para que el agua-barrera vuelva a tener su lugar.

Otra de las dificultades que pueden presentarse si la llave de paso del agua queda mucho tiempo cerrada, es la aparición de ruidos extraños.

Esto se debe a  que suele ingresar aire en la cañería, lo que provoca que al abrir los grifos aparezcan ruidos extraños  o el agua salga turbia, producido porque la corriente arrastra el aire que se ha quedado dentro,  óxido y la suciedad que se ha acumulado durante el tiempo que ha estado cerrada la instalación.

Si el aire queda retenido luego de abrir la llave de paso, los ruidos serán constantes. En ese caso tendremos que purgar las cañerías aumentando la presión del agua.

Esto lo podremos hacer conectando una manguera desde el grifo que hace ruido al fregadero, que normalmente tiene más presión. Abrimos ambos grifos durante dos o tres minutos y comprobamos si ha desaparecido el aire.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...