4 acciones para que aísles tu vivienda de ruidos

Los momentos de silencio y tranquilidad son muy valorados. Si cuentas con muchas perturbaciones en casa, puedes aplicar una de estas soluciones para remediar la situación.

Adiós a los ruidos en tu casa

Tu casa debe ser un lugar de descanso en el que te sientas tranquilo apenas cruzas la puerta, pero no siempre es así. Los sonidos que perturban tu paz existen, y ante ello la mejor solución es tomar acciones para aislar tu vivienda de ruidos, vengan de donde vengan.

¿Se cola el bullicio del tráfico en tu piso?, ¿Tus vecinos no dejan de mover sus muebles o aspirar incesantemente?, ¿Tus grifos gotean? Debes resolverlo. Expertos aseguran que no es saludable “aprender a vivir con el estruendo”, especialmente si esperas relajarte tras una agobiante jornada laboral.

Eso sí, antes de iniciar una reforma, debes definir la procedencia de los ruidos. Por lo general son de carácter estructural o aéreo. Los primeros corresponden a la vibración que genera el desplazamiento de sillas, mesas u otro tipo de muebles, así como el uso del ascensor o las pisadas de tus vecinos. Los segundos son producidos por las voces o el desplazamiento de vehículos en la calle… Una vez identificados, es posible trabajar en función de crear un espacio agradable sin gastar demasiado.

Alternativas para aislar la casa de molestos ruidos

Vivir sin alteraciones tiene su precio, pero sin duda lo vale. Tan sólo debes escoger el método correcto para aislar tu vivienda de los ruidos o, al menos, reducirlos en un 70%. Considera aplicar una de estas cuatro acciones y lograrás excelentes resultados.

  1. Identificar al “enemigo”. Puede que escuches ese sonido molesto desde varios puntos de la casa, pero usualmente incrementa sus decibelios en un rincón en particular. Es posible que el problema venga desde afuera: la corneta de los automóviles, las motos acelerando en el pavimento o alguna construcción cercana. En este sentido, el punto focal lo tendrán las ventanas, que evitarán la entrada de ruidos molestos a la casa.
  2. Instalar ventanas dobles. Tal y como se menciona en el punto anterior, si las molestias sonoras vienen del exterior, una forma de remediarlo es colocando doble cristal a las ventanas, que ayuden a bloquearlas. Incluso, puedes crear un espacio de aire entre ellos para potenciar el efecto. Esta alternativa es especialmente útil en los urbanismos.
  3. Construir un nuevo tabique. Construir una pared delgada adicional no es la opción más popular cuando deseamos rehuir de los gritos del habitante más cercano, o los ruidos de los carros en la autopista, pero es de las más eficaces. Aunque se pierde un poco de espacio en la habitación, sin duda te ofrecerá la tranquilidad y privacidad que requieres en tu hogar.
  4. Colocar sobre techo. Si el ruido es provocado por el vaivén de tus vecinos, colocar un techo falso puede ser la solución para reducir el ruido considerablemente. No obstante, lo ideal es que tu vecino aísle su piso. De esta manera, él podría obtener amortiguación adicional a los sonidos que produce mientras camina o mueve objetos pesados en su hogar.

Conforme más rápido actúes, más fácil será dar con una solución eficiente. La tranquilidad de descansar y disfrutar sin alteraciones en tu hogar, es la mejor recompensa cuando inviertes en tu comodidad. Pon un Stop a los ruidos en casa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...