Así podrás crear el jardín perfecto para los niños

Jugar al aire libre, entre la vegetación, es súper divertido para cualquier peque. Si contamos con un espacio en casa en el que se pueda adecuar un área de juegos, sería estupendo hacerlo. Estos consejos ayudarán

Juegos en el jardín

Fuente: http://www.estiloydeco.com en Pinterest21

Crear el jardín perfecto para el disfrute de nuestros niños es una tarea sencilla si tenemos espacio y un poco de creatividad. Solo hay que adecuar el área para que los chicos no tengan inconvenientes cuando jueguen entre la vegetación. Hacerlo requerirá tomar en cuenta varios factores, para que los peques se entretengan y descansen.

Lo primero que tendrás que hacer será ubicar el espacio del jardín que usarás como zona de juegos. Lo ideal es que tenga sombra. Si tenemos árboles frondosos debajo de ellos será el lugar perfecto. Ahora, si las matas aún están pequeñas, se puede comprar una carpa o sombrilla grande para cubrir el sitio. En el verano los rayos solares pueden ser inclementes.

Al escoger el área también se deberá cuidar que esté a la vista de los adultos. No debe haber interferencias como plantas o columnas que impidan la visibilidad. Es importante que los chicos tengan supervisión mientras se divierten en el jardín, así podremos actuar con mayor celeridad en caso de accidentes.

Seguridad en el jardín de los niños

Además de proteger del clima a los peques, la zona que delimitemos para ellos en el jardín debe estar libre de agentes peligrosos. Si está bajo árboles grandes, hay que chequear con regularidad sus ramas y eliminar las que estén secas o por caerse. Igualmente, el resto de las plantas que estén cerca no deben poseer espinas, ser cortantes o producir urticarias o alergias. También hay que evitar las que son tóxicas al ingerirlas.

Evita tener adornos con los que los niños puedan tropezar y caer, como los muñecos de cerámica que se colocan en la tierra. También las bardas bajas, macetas de piedra o barro que obstaculicen el tránsito.

Si posees piscina asegúrate de que el paso hacia ella esté cerrado con una verja. Los niños pequeños podrían caerse accidentalmente mientras corren por el jardín. No olvides estar atento a ellos si juegan cerca del agua.

Hazle mantenimiento a los desagües y revisa que cerca del espacio de los niños no haya una rejilla cerca que esté sin seguro. Igualmente, mantén en un depósito y lejos del alcance de los chicos las herramientas de jardinería como podadoras, sierras, productos para el control de plagas, químicos y demás implementos que les resulten peligrosos.

Creando el jardín perfecto para los niños

Una vez asegurado y listo el lugar, solo restará convertirlo en un espacio de diversión. Para activar la imaginación piensa en lo que a ti te gustaba cuando tenías la edad de tus hijos. Quizás un sueño común es tener una casita para jugar. Las dimensiones de la casa y los materiales dependerán de la disponibilidad. Las venden armables de madera, plástico o cartón. Si tienes facilidad para las manualidades, podrías construirla junto a los chicos. Una solución rápida e igual de divertida es tener una tipo tienda indígena. La podrás armar y guardar luego.

Los columpios son elementos infaltables en el entretenimiento al aire libre. Si hay una rama fuerte donde colocar uno artesanal elabora con sogas y una llanta será perfecta. Da un aire retro al ambiente, además de resultar una delicia para los pequeñines. Si no es así, en las jugueterías se consiguen plásticos o de metal listos para instalarlos. Un tobogán añadirá diversión adicional.

Con material reciclado se puede elaborar una pirámide para trepar o escalar. También podemos hacer un circuito de obstáculos (para niños más grandes) y organizarles una carrera. No está demás a recurrir a entretenimientos tradicionales como hacer burbujas o volar una cometa. Tal vez, saltar la cuerda o dibujar una rayuela en el piso. Si les gustan los deportes, armar una porteria para el fútbol o un set de bateo.

Para los pequeñines

A los infantes menores de 4 años no es recomendable dejarles jugar solos en el jardín. Por ello, una buena idea para involucrarlos y a la vez compartir con ellos, es animarles a sembrar un huerto. Podemos delimitar un espacio pequeño para que ellos jueguen con la tierra y a su vez siembren semillas, plántulas de vegetales o plantas con florecillas silvestres. Lo importante es que sean resistentes a las travesuras de los peques.

Otra solución para los chiquitines es elaborarles un cajón de arena. Venden unas cajas súper grandes en las tiendas de juguetes que solo deben rellenarse con la arena y listo. Pero, igual puedes realizar una en casa delimitando el espacio con tablas de madera. Si instalas el cajón no olvides cubrirlo por las noches, pues así evitarás que los gatos del vecindario lo escojan como sanitario oficial.

Por último, el lugar no tiene que ser exclusivamente para los niños. A ellos también le encantan compartir con sus padres y familiares y el jardín puede ser el sitio ideal. Si no tienes suficiente energía, coloca un banco de madera cerca y aprovecha para leerles o contarles anécdotas de la infancia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...