Cambios: Casas que se mantienen vivas

Es fundamental renovar la disposición de tus muebles, el color de las paredes, el tipo de mobiliario… para conseguir que el hogar se mantenga siempre fresco, original y, sobre todo, vivo.

casas vivas

Me voy a tomar la libertad de ponerle título propio a este post y olvidarnos por esta vez de productos oficiales y otros servicios particulares y, siguiendo siempre los consejos del Feng Shui, hablaros de los beneficios del cambio. Y es que este fin de semana aprovechando que ya llegaba septiembre y había que estar en casa para coger el inicio de mes con fuerza, me puse manos a la obra y comencé a cambiar la decoración y la disposición de muebles de los dormitorios de mi casa. El resultado: brillante. Tras unas cuantas horas de trabajo, eso sí, conseguí que esos dos cuartos donde tenía todo demasiado amontonado, quedaran más aseados, con mayor espacio de aprovechamiento y con una estética renovada.

Ahí los beneficios del cambio: mucha gente decora su casa la primera vez y no vuelve a renovar su mobiliario o a redistribuirlo para nada a no ser que se rompa algo o se vea obligado a ello. Los cambios en el hogar son fundamentales para conseguir que la energía fluya, también excelente para limpiar esos rincones donde la escoba es imposible que llegue, para darle una nueva visión a tu casa y de alguna manera rejuvenecer con ella, ¿y ese sentimiento de orgullo personal cuando entras a la nueva habitación y ves que te ha quedado mucho mejor de como estaba antes? Y es que aunque no sea para introducir un nuevo mueble, simplemente con reorganizar el cuarto de otra manera es más que suficiente para conseguir que la casa se mantenga viva y no caiga en la monotonía. Porque cuando hablamos de que algo “da vida” al hogar, o “le quita color”, no es una mera expresión, sino que realmente nuestro hogar y toda su decoración tiene vida propia y nosotros somos los que la gestionamos.

Total, que conseguí mucho más espacio, arreglé una televisión a la que no llegaba la antena, acabé convirtiendo un dormitorio en una sala más orientada al trabajo y la otra al descanso, aprovechando que llega el invierno y una es más calentita que la otra, factores a los que hay que atender siempre. Y a raíz de ello, se me ocurrieron nuevas formas de decoración que iré elaborando a lo largo de esta semana, de momento comparto con vosotros esta foto y ya os iré enseñando algunas cosas más porque después de este satisfactorio resultado, tengo trabajo que hacer con la terraza. ¡Ánimo y a cambiar vuestros dormitorios!

Fuente y foto: Joseph Mercier

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...