Decorar con platos

Reciclar y pintar platos viejos, y luego, con una forma determinada, colgarlos en la pared, es una idea original que nos permitirá marcar un estilo propio. Se trata de una interesante forma de decorar paredes incomodas o de paso.

Siempre estamos en la búsqueda de algo nuevo con lo que decorar nuestras paredes. En realidad, el problema mayor lo encontramos en esas paredes de paso, un poco incomodas, ya que a decir verdad, formas de decorar una pared de la cocina o el living hay muchas, solo habrá que encontrar, como decimos siempre, la que más se adecue a nuestros gustos.

Decorar con platos

Para ese tipo de paredes que generan incomodidad lo que podemos hacer es utilizar platos de diferentes tamaños para decorarla. Reciclar y pintar platos viejos, y luego, con una forma determinada, colgarlos en la pared, o bien podemos encontrar una variedad muy grande de platos, con diferentes características, en las tiendas de decoración.

Al momento de distribuirlos sobre la superficie podemos acompañarlos con un espejo que refleje algún rincón bello del hogar, pero sobre todo centrar la atención en un punto, logrando que una de las piezas se destaque por entre el conjunto, lo que nos permitirá darle dinamismo a la pared.

De todos modos, el tipo de plato que utilicemos tendrá que ser aquel que refleje el estilo de la decoración de la casa. Por ejemplo, si nuestro hogar está decorado de una forma más romántica, entonces lo mejor será utilizar vajilla delicada y femenina, con motivos florares y color pastel.

Si, en cambio, el estilo de nuestros ambientes está más vinculado al oriente, como el estilo japonés, el Zen, entre otros, entonces lo aconsejable es buscar platos inspirados en territorios orientales, de diferentes tamaños, y colocarlos de manera simétricas sobre una pared blanca.

En espacios más modernos habrá que formar figuras geométricas, en una combinación de platos con fuentes, salseras y demás objetos. En este caso lo más importante es lograr un equilibrio entre las proporciones y la sintonía de los tonos y motivos decorativos.

Si de lo que se trata es de decorar zonas de paso, entonces lo mejor es optar por utilizar platos del mismo color en diferentes tamaños, ya que esto nos permitirá reforzar un ambiente monocromático y minimalista. En estos casos, para establecer continuidad, habrá que emplear discreción en cantidad y  simetría.

Decorar paredes con platos es una idea creativa que nos ayudará a marcar un estilo propio, algo que sucede generalmente cuando reutilizamos muebles u objetos viejos, y los transformamos en buenos complementos decorativos, una hecho que nos permite realizar una correcta y original decoración, a partir de un bajo coste económico.

Fuente: esmas.metroscubicos
Foto: Decorar con platos por Rafael Dp en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...