El celo en nuestras mascotas

Las mascotas son nuestros mejores amigos, pero a veces no sabemos entenderlas. Su tienes una perrita o una gatita debes saber que pasan por un período de celo. Si quieres saber lo que esto significa, lee el siguiente artículo

perros de raza

Tener una mascota requiere que tengas en cuenta toda una serie de cuidados a los que hemos hecho muchas veces referencia en Vivir Hogar. Sin embargo, en este caso queremos hablarte de un problema que se convierte en un verdadero rompecabezas para aquellos que tienen animales hembras en casa. De hecho, para muchos se hace insoportable poder llevarlas de paseo o mantenerlas en casa cuando llega el temido celo. Hoy te vamos a hablar de ello y de soluciones para evitar todas esas molestias.

Las mascotas son fértiles durante toda su vida, aunque su capacidad reproductiva  merma a partir de los ocho años. Las perritas alcanzan la pubertad hacia los 9 meses con la aparición del primer celo. Las gatas alcanzan la madurez sexual entre los 6 y 9 meses, aunque a veces puede retrasarse hasta el año. La frecuencia en los celos varía en cada especie. Las perras tienen 2 celos al año, aproximadamente cada 6 meses, aunque este no es un proceso regular, pues puede variar de 4 a 12 meses. En las gatas, la parición del celo depende de las horas de luz, por eso dejan de tener celo en los meses invernales, pero si viven con luz artificial pueden encadenar celos seguidos cada dos o tres semanas.

La naturaleza del celo en las mascotas

El celo es un período del ciclo sexual de la hembra que abarca unas fases llamadas proestro y estro en las cuales la hembra se prepara para la copula con el macho y un futuro embarazo. En la fase de proestro es cuando aparecen los síntomas del celo y suele durar unos 9 días en las perras y 1 o 2 días en las gatas. En las perras se aprecia una secreción con sangre, y en las gatas no se aprecia ninguna secreción, pero si un cambio de comportamiento que consiste en un maullido frecuente y el roce del cuerpo contra muebles. La etapa de estro se caracteriza por la desaparición de las secreciones en las perras y en las gatas por el aumento de los maullidos y los frotamientos. En esta etapa aceptan al macho y apartan el rabo mostrando los genitales para permitir la copula. Esta etapa dura 9 días en las perras y 6 en las gatas.

El celo en perras y gatas puede resultar muy molesto debido a las manchas por toda la casa y a los maullidos a latas horas de la noche. Existen medicamentos para evitar el celo en perras y gatas, pero contienen gran cantidad de hormonas que a la larga pueden generar enfermedades en nuestra mascota.

Si no vas a dedicarte a la cría de animales, la mejor opción para eliminar el celo es la esterilización definitiva que consiste en una operación donde se extirpan los ovarios. Hoy en día esta operación se realiza mediante cirugía láser y no requiere hospitalización.

La esterilización de las mascotas

Es necesario que sepas algo acerca de la esterilización de tu mascota porque hay muchos mitos acerca de este tema que podrían confundirte acerca de la necesidad o no de realizar la operación. En realidad, en los siguientes puntos podrás ver como muchas de las ideas que tenías sobre el celo y la eliminación de éste con la castración eran completamente erróneas.

  • Su carácter no va a cambiar
  • No es necesario que críen al menos una vez en la vida
  • Tu mascota estará feliz aunque nunca se aparee
  • Con la esterilización tu mascota estará más sana pues evitarás graves enfermedades como tumores mamarios o quistes ováricos.
  • Desaparecen  los problemas de comportamiento asociados a la presencia de otras hembras en celo
  • Evitarás accidentes que puede provocar tu mascota como cruzar la carretera  o caerse de la ventana cuando intenta buscar pareja
  • Ganarás tranquilidad, pues no tendrás que estar pendiente de los machos que se acerquen a tu perrita.

El único inconveniente de la castración es que tu mascota no podrá tener familia, aunque también debes estar pendiente de su alimentación pues algunas mascotas tienden a aumentar de peso. Esto se soluciona fácilmente pues en el mercado existen piensos especiales para perros y gatos castrados. Si quieres olvidarte por completo de este tema, te aconsejamos que acudas a un veterinario y le pidas su propia opinión porque los especialistas coinciden en que la operación tiene más puntos a favor que en contra, tanto para el animal como para sus dueños.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...