Estanterías raras, raras, raras…

Estanterías que regulan su propio equilibrio y estanterías que aprovechan todos los espacios muertos

Estantería topple

A la hora de elegir una estantería para decorar el hogar no solemos comernos demasiado la cabeza. Vamos a cualquier tienda de muebles, echamos una ojeada y en función de la calidad de la madera, del diseño y el color, acabamos eligiendo aquella que mejor se ajusta a nuestro presupuesto. Pero luego, una vez puesta en su lugar y rellenados cada uno de sus estantes, vemos que no hay grandes diferencias si la comparamos con la del vecino. Y a veces lo que buscamos es destacar. Puede que ya lo hayamos conseguido con otros elementos decorativos u otra parte del mobiliario, pero si no es así, o si simplemente queremos crear una habitación original al completo, tengo dos estanterías que sin duda son perfectas para ello:

La primera que os voy a presentar se llama estantería Topple. Desde luego original es, porque esta estantería busca su propio equilibrio en función del peso que le echemos encima. Sí, no habéis entendido mal. La estantería se inclina hacia la derecha o hacia la izquierda gracias a su base curva, al estilo de un pequeño balancín, según requiera el peso que le coloquemos. Puede que la encontremos totalmente recta en posición vertical, o puede que la hallemos inclinada hacia un lado. Será una sensación extraña, pero sobre todo divertida para cuando tengamos invitados, porque todos creerán que la estantería está a punto de caerse hacia un lado, pero nada más lejos de la realidad. Esta estantería sabe buscar su propio equilibrio. Podéis despreocuparos de toda inseguridad en el hogar, le pongas tantos libros, revistas y objetos como quieras, la estantería no se volcará. Es totalmente segura. Además, existen diferentes tamaños y colores para adecuarse totalmente a tus necesidades.

La segunda estantería es otra creación del ingenio que lucha por rentabilizar los espacios. Esta vez se trata de una estantería normal y corriente, con una sola particularidad: los estantes que la forman son en realidad cajones. Es una idea inteligente, dado que aprovecha esos espacios muertos que representan los estantes convencionales, al transformarlos en cajones donde al mismo tiempo podemos introducir objetos. De forma que podemos colocar libros encima de los estantes y también en su propio interior. ¿No es maravilloso? Sin duda, una evolución más hacia el futuro.

Son muebles que rompen con los cánones tradicionales y los diseños convencionales y desafían a la originalidad. De nosotros depende que triunfen o no.

Fuente y foto: www.stilsucht.de

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...