Estilo escandinavo en la decoración

El estilo escandinavo nació a principios del siglo XX, en países como Noruega, Suecia, Finlandia y Dinamarca. Se trata de un tipo de decoración que se caracteriza por incorporar tonos fríos, pero con toques calidos, utilizando el blanco como color base, en donde el resto de los elementos gira en su entorno. También la madera aparece como predominante en este diseño, al igual que el cuero y los detalles afines

Estilos decorativos hay muchos. Afortunadamente, dado que los gustos y necesidades son muy variados en las personas. De esa forma conseguimos, casi siempre, encontrar aquel que más nos represente. Creo que en este blog hemos hecho un recorrido por la mayoría de ellos. Y digo en la mayoría porque, a decir verdad, hasta el momento no nos hemos hecho referencia a un tipo de decoración proveniente del norte de Europa, en países como Noruega, Suecia, Finlandia y Dinamarca. Se trata de un estilo nacido a principios del siglo XX y que se mantiene hasta la actualidad con algunas variantes. Hablamos del estilo escandinavo.

Estilo escandinavo en la decoración

Entre las características más destacadas de este estilo nos encontramos con que utiliza tonos fríos, pero con toques calidos, utilizando el blanco como color base, en donde el resto de los elementos gira en su entorno. También la madera aparece como predominante en este diseño, al igual que el cuero y los detalles afines. En general se busca, por ejemplo, un salón principal combinado con sofás modulares en tonalidades oscuras, en contraste con muros claros y detalles en blanco, crema o madera contrachapada. También se acompaña con cuadros y espejos.

Los comedores, en cambio, suelen aparecer con una mesa en el centro, de color blanco y con sillas de madera. A esto hay que sumarle mucha luz, junto a detalles pequeños pero significativos. En cuanto a los colores, la paleta de gris también es bienvenida difundida por toda la casa.

En una mirada más detallista, cabe destacar que el  estilo escandinavo de interiorismo se atribuye al diseñador Carlo Larsson, de Suecia. Utiliza materiales y texturas provenientes de la naturaleza y la geografía. Por ejemplo, en los textiles se utilizan el lino y el algodón, que sirven de soporte a diseños de cuadros o rayas, también para estampados floreales con dibujos repetitivos y fondos claros.

Por otro lado, el estilo busca combinar lo tradicional con lo moderno para lograr ambientes característicos, colocando a la funcionalidad por encima de otros aspectos. Esta es la razón por la que, por lo general, se utilizan ventanas amplias para facilitar el ingreso de la luz natural.

Asimismo, los techos suelen ser altos y las habitaciones espaciosas, sus pisos suelen ser preferentemente de madera en tonos claros y naturales, con la idea de generar espacios amplios y bien luminosos. El mobiliario que los acompaña suele ser de líneas rectas, puras y limpias que se combinan con curvas suaves que producen ambientes acogedores y equilibrados. Finalmente, los complementos decorativos se caracterizan, como ya mencionamos, por su sencillez y por estar hechos de cerámica y vidrio.

Foto: Casa Suecia por Ciane en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...