Las calidades del vino

Para los profanos en la materia, saber si un vino nos gusta o no, es fácil; pero es más complicado reconocer porqué. En este breve artículo vamos a intentar desentrañar uno de los temas que más nos cuesta definir al “enfrentarnos” a una copa de vino: la calidad. Para ello vamos a recorrer las diferentes calidades que poseen los vinos deteniéndonos brevemente en cada una de ellas.

En muchas ocasiones hemos oído aquello de “…es como el buen vino, mejora con el tiempo” –aunque podríamos matizar mucho esta afirmación, cosa que haremos en breve-, no es esa la única similitud que el género humano guarda con tan genial producto. Si los psicólogos reconocen una gran variedad (más de diez) en cuanto a tipos de inteligencia en el género humano; los enólogos hacen otro tanto con el vino: se consideran diferentes calidades dentro de una misma botella.

Calida sensorial del vino

Calida sensorial del vino

La calidad sensorial del vino es lo que apreciamos mediante la cata. Sería la carta de presentación del vino; aquello con lo que nos conquista (o nos desanima) para seguir bebiendo. No deja de ser subjetiva en tanto en cuanto se trata de un mano a mano entre el líquido y los sentidos del bebedor-catador en una situación determinada. Muchos son los libros redactados sobre este tipo de calidad, en posteriores artículos lo trataremos en profundidad; baste ahora decir que es la calidad más importante en cuanto al fin último de todo vino: provocar placer en aquellos que lo consumen.

La calidad nutritiva del vino, porque no debemos olvidar que el vino es un alimento a todos los efectos, a pesar de que no aporta una cantidad elevada de nutrientes ni éstos son imprescindibles para el buen funcionamiento del organismo. En este apartado también podríamos situar la calidad del vino como elemento terapéutico, basta recordar que los médicos recomiendan un vasito de vino al día para prevenir accidentes cerebrovasculares, por ejemplo. A lo largo de la historia son muchas las farmacopeas que reconocen en el vino una serie interminable de beneficios, basados casi todos en los compuestos fenólicos y en su conjunción con el etanol. Una frase curiosa que muchos grandes aficionados al vino conocen es la siguiente: un buen vino es el mejor antídoto contra el alcoholismo.

Aspectos nutricionales del vino

Aspectos nutricionales del vino

La calidad toxicológica. En este caso este tipo es contradictorio, pues si bien se conocen varias sustancias que pueden ser tóxicas para el organismo y están presentes en el vino, no deja de ser cierto que muchas de ellas se encuentran en cantidades tan pequeñas que sería necesario beber muchos litros al día para llegar a enfermar. En cualquier caso, en esto, como en la vida, la moderación es el camino del éxito, ya saben.

La calidad formal es la calidad “presupuesta” a un determinado tipo de vino. Es lo que se supone que podemos esperar de un conjunto de vinos determinado: una serie de normas formales que se deben cumplir para este grupo. A ello contribuyen unas prácticas enológicas fijadas desde hace mucho tiempo con las que se pretende definir las condiciones de producción para conseguir unas características que estén dentro de los límites formales para entrar dentro de la misma calidad que los vinos de ese conjunto. La calidad formal se puede reconocer a través de la trazabilidad, sistema por el que se pueden rastrear los procedimientos llevados a cabo en un lote determinado y así saber exactamente cómo se ha producido. Las Buenas Prácticas de Bodega pueden contribuir de forma similar a la calidad formal de un vino.

Bodega de Jérez

Bodega de Jérez

La calidad cultural del vino está más que justificada. Sólo hay que observar la importancia del vino en la liturgia cristiana. Cualquier celebración, reunión o acontecimiento familiar y social es, habitualmente, regado con vino. Precisamente por ello los elaboradores deben conocer las posibilidades de sus vinos y lo que el consumidor espera para poder dirigir el marketing hacia un sector determinado en el que el producto satisfaga completamente las expectativas del mercado.


Imagen Bodega de Jerez
por Thuresson en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...