Limonada: la alternativa perfecta para el verano

Durante la estación más calurosa del año la mejor manera de hidratarse es bebiendo agua, pero si quieres añadirle sabor y obtener beneficios adicionales, considera agregarle limón. Acá algunos consejos para hacer más deliciosa su preparación.

limonada verano

Con el verano llegan el calor, las sombrillas y tumbonas junto al jardín o la piscina, y las ganas de tomar un rico cóctel que calme el sofoco. Aunque por lo general se recurre a una cerveza fría o a una margarita, debes evaluar si es eso lo que te permitirá hidratarte sanamente. Lo ideal es beber abundante agua durante el día, pero si quieres disfrutar de algo con sabor que no aporte calorías a tu figura, la solución puede ser una limonada.

Elaborarla en casa en sencillo. Sólo debes mezclar agua, hielo y limones. La cantidad de la fruta dependerá de lo concentrada que quieras que esté la preparación. Si lo que buscas es frescura, con un limón grande por cada litro de agua será suficiente. Si es muy ácido, puedes agregar un toque de azúcar o edulcorante, aunque esto no será necesario si eliges una variedad de limones un tanto más dulce como la Meyer, fácilmente distinguible por su cáscara amarilla o naranja.

Con un toque diferente

Para marcar la diferencia y variar el gusto de tu limonada, hay ingredientes que puedes añadirle. Con unas hojitas de hierbabuena o menta, o unas rodajas de naranja, refrescará aún más tu paladar.

También es válido incorporar frutas como fresa, papaya o maracuyá. Basta con unir en una licuadora y mezclar bien, para obtener una bebida distinta pero con la base cítrica del limón. Si agregas hielo al momento de licuar quedará con una textura granizada que te aportará esa dosis de frescor que necesitas para cargar tu organismo de energía y evitar la deshidratación. Si tienes niños, anímate a elaborar unos helados. Sólo coloca una porción de jugo en vasos plásticos, llévalos al refrigerador y quedarán deliciosos. Una merienda sana y económica.

Sustituir el agua natural por una con gas es otra alternativa para potenciar la típica limonada casera, pero si quieres lucirte con tus invitados congela pequeños trozos de distintas frutas y viértelos como cubitos de hielo. No sólo le dará color a la copa, sino que evitará que la limonada se agüe demasiado.

Más que refrescar

Si aún no estás convencida de hacer de la limonada tu aliada del verano, deberías considerar los aportes que ofrece a tu cuerpo.

El primero en agradecer que la incluyas a tu menú será el sistema inmune. El limón posee grandes cantidades de vitamina C que refuerza tus defensas y evita que pesques resfriados y virus comunes de la época. Además, ayuda a digerir muchísimo mejor los alimentos, por lo que su toma resulta apropiada tras los almuerzos o cenas copiosas.

Si eres de las que cae en tentaciones, este jugo es apropiado para ti. Tener siempre en la nevera una jarra de limonada hará que lo pienses dos veces antes de comprar una lata de refresco o una bebida procesada con alto contenido de azúcar refinada. Muchos se vuelven adictos a las gaseosas en esta temporada, sin considerar que con ellas están dañando su cuerpo y salud en general. Con cada sorbo están aumentando los riesgos de desarrollar enfermedades crónicas como la diabetes.

Entre las razones para optar por la limonada también destaca el hecho de que es un antioxidante natural, promueve la liberación de los cálculos biliares, previene los golpes de calor y el desequilibrio electrolítico, y protege la piel.

Ahora, tampoco debes atribuirle efectos mágicos. Algunos aseguran que tomarla en las mañanas favorece la pérdida de peso, pero se ha comprobado que no es así. Si no llevas una alimentación balanceada y te ejercitas regularmente, por más limonada que consumas no perderás los kilos adicionales que puedas tener. Así que corre, camina, come sano y refréscate con una deliciosa limonada, tu alternativa perfecta para este caluroso verano.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...