Pastel de chocolate, conviértete en el rey de los anfitriones

El postre es una de las partes más divertidas de la cocina. Hacer pasteles y magdalenas no es tan complicado como parece y te puede convertir en un gran anfitrión si tienes una comida o cena en casa. Una de las recetas más famosas y que más gustan a la gente es la del pastel de chocolate, además, es la base para conseguir muchas otras recetas.

Una receta para los que se inician en el universo de la repostería.

Cuando te emancipas, uno de los platos que más ilusión hace preparar es el postre. Pasteles, crepes, magdalenas… el dulce es la debilidad de muchas personas y hacerlos a tu gusto puede llegar a ser muy divertido. El ‘pastel reina’ en este sentido es el de chocolate. Hay muchas recetas diferentes para hacerlo: desde el clásico, sin ningún añadido, hasta la tarta Sacher, que incluye una o más finas capas de mermelada; pasando, claro está, por el mítico Brownie que une chocolate y nueces. La receta que os dejo hoy es una de mis preferidas. Además, es el plato ideal para acabar una cena con amigos y demostrar que dominas a la perfección este nuevo hábitat en el que te mueves. ¡Seguro que conseguirás que tus amigos quieran venir a comer a casa cada fin de semana!

Ingredientes:

  • 100 gr. de harina
  • 100gr. de azúcar de caña
  • 4 huevos. Clara y yema por separado
  • 100gr. de mantequilla fundida
  • 150gr de chocolate para postres (como el de la marca Valor) fundido y con un poco de agua
  • 1 sobre de levadura (Canario)

Preparación:

Para empezar, mezclas y remueves un bien rato el azúcar con las yemas de los huevos. Una vez conseguido que la mezcla esté bien homogénea le añades la mantequilla y el chocolate fundido, la harina y la clara de los huevos subida; para acabar incorpora el sobre de levadura. Es importante que mezcles los ingredientes enérgicamente para que quede una masa homogénea y espesa.

Cuando lo hayamos conseguido llega el momento de meter el producto en el horno; para cocer la coca enciéndelo a 175 grados. Unta el molde con mantequilla y harina para que no se pegue i vuelca la masa. Lo horneas durante 20 minutos en la bandeja más alta del horno, de esta forma la base no se quema, y vigilas que todo vaya correctamente, cuando pase el tiempo establecido comprueba que está bien cocida, para ello introduce un palo en la masa, si este sale húmedo es que necesita un poco más de cocción, si por el contrario sale completamente limpio significa que la tarta está lista.

A la hora de servir el pastel, puedes optar por decorarlo con chocolate fundido por encima o un poco de azúcar en polvo. Este punto ya forma parte de las preferencias de cada uno. Esta es la coca de chocolate más sencilla, la base de las tartas de chocolate. A partir de aquí depende de ti y de tu creatividad para transformarla. Atrévete a innovar y conviértete en un gran chef.

Pastelito por Jakob Hans en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...